domingo, 23 de abril de 2017

30 de abril de 2017: 3er. Domingo de Pascua*


Color: Blanco

Santos: San Pío V, Papa



LECTURAS DE LA LITÚRGIA:



LECTURA DEL LIBRO DE LOS HECHOS DE LOS APÓSTOLES: Hechos 2:14, 22-33  
14 Entonces Pedro, presentándose con los Once, levantó su voz y les dijo: «Judíos y habitantes todos de Jerusalén: Que os quede esto bien claro y prestad atención a mis palabras: 22 «Israelitas, escuchad estas palabras: A Jesús, el Nazoreo, hombre acreditado por Dios entre vosotros con milagros, prodigios y señales que Dios hizo por su medio entre vosotros, como vosotros mismos sabéis, 23 a éste, que fue entregado según el determinado designio y previo conocimiento de Dios, vosotros le matasteis clavándole en la cruz por mano de los impíos; 24 a éste, pues, Dios le resucitó librándole de los dolores del Hades, pues no era posible que quedase bajo su dominio; 25 porque dice de él David: Veía constantemente al Señor delante de mí, puesto que está a mi derecha, para que no vacile. 26 Por eso se ha alegrado mi corazón y se ha alborozado mi lengua, y hasta mi carne reposará en la esperanza 27 de que no abandonarás mi alma en el Hades ni permitirás que tu santo experimente la corrupción. 28 Me has hecho conocer caminos de vida, me llenarás de gozo con tu rostro. 29 «Hermanos, permitidme que os diga con toda libertad cómo el patriarca David murió y fue sepultado y su tumba permanece entre nosotros hasta el presente. 30 Pero como él era profeta y sabía que Dios le había asegurado con juramento que se sentaría en su trono un descendiente de su sangre, 31 vio a lo lejos y habló de la resurrección de Cristo, que ni fue abandonado en el Hades ni su carne experimentó la corrupción. 32 A este Jesús Dios le resucitó; de lo cual todos nosotros somos testigos. 33 Y exaltado por la diestra de Dios, ha recibido del Padre el Espíritu Santo prometido y ha derramado lo que vosotros veis y oís.
...PALABRA DE DIOS...                              ...TE ALABAMOS SEÑOR.



SALMO RESPONSORIAL: Sal. 16:1-2, 5, 7-11

V/.  Oh Dios, Tú eres mi refugio de generación en generación.
R/.  Oh Dios, Tú eres mi refugio de generación en generación.
  1 media voz. De David. Guárdame, oh Dios, en ti está mi refugio. 2 Yo digo a Yahveh: «Tú eres mi Señor. mi bien, nada hay fuera de ti»;

R/.  Oh Dios, Tú eres mi refugio de generación en generación.


5 Yahveh, la parte de mi herencia y de mi copa, tú mi suerte aseguras; 7 Bendigo a Yahveh que me aconseja; aun de noche mi conciencia me instruye;

R/.  Oh Dios, Tú eres mi refugio de generación en generación.

8 pongo a Yahveh ante mí sin cesar; porque él está a mi diestra, no vacilo. 9 Por eso se me alegra el corazón, mis entrañas retozan, y hasta mi carne en seguro descansa;

R/.  Oh Dios, Tú eres mi refugio de generación en generación.


10 pues no has de abandonar mi alma al seol, ni dejarás a tu amigo ver la fosa. 11 Me enseñarás el caminó de la vida, hartura de goces, delante de tu rostro, a tu derecha, delicias para siempre.


R/.  Oh Dios, Tú eres mi refugio de generación en generación.



LECTURA DE LA 1ra. CARTA DEL APÓSTOL SAN PEDRO: I Pe.  1: 17 - 21

Hermanos: 17 Y si llamáis Padre a quien, sin acepción de personas, juzga a cada cual según sus obras, conducíos con temor durante el tiempo de vuestro destierro,
18 sabiendo que habéis sido rescatados de la conducta necia heredada de vuestros padres, no con algo caduco, oro o plata,
19 sino con una sangre preciosa, como de cordero sin tacha y sin mancilla, Cristo,
20 predestinado antes de la creación del mundo y manifestado en los últimos tiempos a causa de vosotros;
21 los que por medio de él creéis en Dios, que le ha resucitado de entre los muertos y le ha dado la gloria, de modo que vuestra fe y vuestra esperanza estén en Dios.
...PALABRA DE DIOS...                              ...TE ALABAMOS SEÑOR.
 


PROCLAMACIÓN DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS: Lc. 24: 13 - 35
  13 Aquel mismo día iban dos de ellos a un pueblo llamado Emaús, que distaba sesenta estadios de Jerusalén, 14 y conversaban entre sí sobre todo lo que había pasado. 15 Y sucedió que, mientras ellos conversaban y discutían, el mismo Jesús se acercó y siguió con ellos; 16 pero sus ojos estaban retenidos para que no le conocieran. 17 El les dijo: «¿De qué discutís entre vosotros mientras vais andando?» Ellos se pararon con aire entristecido. 18 Uno de ellos llamado Cleofás le respondió: «¿Eres tú el único residente en Jerusalén que no sabe las cosas que estos días han pasado en ella?» 19 El les dijo: «¿Qué cosas?» Ellos le dijeron: «Lo de Jesús el Nazoreo, que fue un profeta poderoso en obras y palabras delante de Dios y de todo el pueblo; 20 cómo nuestros sumos sacerdotes y magistrados le condenaron a muerte y le crucificaron. 21 Nosotros esperábamos que sería él el que iba a librar a Israel; pero, con todas estas cosas, llevamos ya tres días desde que esto pasó. 22 El caso es que algunas mujeres de las nuestras nos han sobresaltado, porque fueron de madrugada al sepulcro, 23 y, al no hallar su cuerpo, vinieron diciendo que hasta habían visto una aparición de ángeles, que decían que él vivía. 24 Fueron también algunos de los nuestros al sepulcro y lo hallaron tal como las mujeres habían dicho, pero a él no le vieron.» 25 El les dijo: «¡Oh insensatos y tardos de corazón para creer todo lo que dijeron los profetas! 26 ¿No era necesario que el Cristo padeciera eso y entrara así en su gloria?» 27 Y, empezando por Moisés y continuando por todos los profetas, les explicó lo que había sobre él en todas las Escrituras. 28 Al acercarse al pueblo a donde iban, él hizo ademán de seguir adelante. 29 Pero ellos le forzaron diciéndole: «Quédate con nosotros, porque atardece y el día ya ha declinado.» Y entró a quedarse con ellos. 30 Y sucedió que, cuando se puso a la mesa con ellos, tomó el pan, pronunció la bendición, lo partió y se lo iba dando. 31 Entonces se les abrieron los ojos y le reconocieron, pero él desapareció de su lado. 32 Se dijeron uno a otro: «¿No estaba ardiendo nuestro corazón dentro de nosotros cuando nos hablaba en el camino y nos explicaba las Escrituras?» 33 Y, levantándose al momento, se volvieron a Jerusalén y encontraron reunidos a los Once y a los que estaban con ellos, 34 que decían: «¡Es verdad! ¡El Señor ha resucitado y se ha aparecido a Simón!» 35 Ellos, por su parte, contaron lo que había pasado en el camino y cómo le habían conocido en la fracción del pan.
...PALABRA DEL SEÑOR...                     ...GLORIA A TÍ SEÑOR JESÚS.

 COMENTARIO:**
Los discípulos de Emaus estaban comentando sobre su encuentro con Jesús, de como sus corazones ardieron cuando le escuchaban relatar las Sagradas Escrituras y como ellos le habían reconocido en la partición del pan.

Cada vez que escuchamos la Palabra de Dios, o cuando atendemos la Santa Misa, tenemos un encuentro con Jesús, quien es la Palabra de Dios. Normalmente no le damos mucha importancia o simplemente leemos o escuchamos palabras sin meditar profundamente para entrar en lo que el Señor está tratando de decirnos. Talvez porque hemos escuchados las mismas palabras anteriormente.

No paramos a reflexionar en el sentido sobrenatural de las palabras de Jesús, quien nos da la comida para nuestras almas. Talvez estamos muy ocupados para darle honor a Aquel que tiene el poder de cambiar nuestras vidas.

Cuando escuchamos la Palabra de Dios, estamos escuchando la misma Palabra que dijo "hágase la luz", y la luz fue hecha. Estamos escuchándole a Aquel quien tiene el poder de crear, moldear, sostener, amar y proteger.

Jesús se apareció de nuevo a los discípulos y a los apóstoles, ellos estaban muy sorprendidos de ver a alguien que había muerto, y que ahora estaba vivo, ellos no estaban seguros si El era real o tan solo una visión, por esto es que Jesús les mostró las manos y los pies que habían sido perforados, El les invitó a que le tocaran, creyeran en El y verdaderamente les confirmó que El era muy real al pedirles algo para comer.

La razón por la cual ellos no le reconocieron y dudaron, es porque Jesús se les apareció en su cuerpo glorificado, y aunque era El, ellos no le habían puesto suficiente atención a las escrituras que hablaban de sus sufrimientos y muerte y de que el resucitaría de los muertos. Jesús regresó para confirmar todo eso y para reasegurarles de que El estaba aún con ellos.

Dios es Espíritu, Jesús está todavía presente con nosotros en su Santa Palabra y también sacramentalmente. El nos invita a ponderar su palabra y a venir a El, a tocarle, a creer en El y a poner toda nuestra confianza en El, aunque nosotros solo le podemos ver a través de los ojos de nuestra fe. El le dijo a los discípulos y a los apóstoles que el arrepentimiento y el perdón de los pecados deberían de ser predicados en su nombre a todas las naciones, empezando por Jerusalén.

Cuando escuchamos la Palabra de Dios y entendemos su urgencia, El Espíritu Santo inflama nuestros corazones con deseo ardiente de trasmitir nuestra fe.

Hay algunos quienes todavía no le dan suficiente crédito a la Palabra de Dios, otros aman la Palabra de Dios pero no pueden reconocerle en la partición del pan. Jesús está verdaderamente presente en la partición del pan, cuando el sacerdote ungido dice las palabras de la consagración y parte el pan en el altar.

Que tan afortunados somos, Dios está con nosotros, Emmanuel.
.......... Ayuda nuestro apostolado, comprando esta hermosa collección. enlace
Recibido by: José de Jesús y María
................................................................................................................................... 
*    http://www.aciprensa.com/calendario/
**  http://www.theworkofgod.org/theworkofgod/evangelios/evangelio.htm
     http://wwwlabuendia.blogspot.com/
     https://www.facebook.com/la.buendiaberrio

07 de MAYO de 2017: 4to. Domingo de Pascua. Juan  10, 1 - 10
 

domingo, 16 de abril de 2017

23 de abril de 2017: II Domingo de Pascua o de la Divina Misericordia*


Color: Blanco

Santos: San Jorge, Mártir, Patrono de Inglaterra

LECTURAS DE LA LITÚRGIA


LECTURA DEL LIBRO DE LOS HECHOS DE LOS APÓSTOLES: Hechos 2:42-47


42 Acudían asiduamente a la enseñanza de los apóstoles, a la comunión, a la fracción del pan y a las oraciones. 43 El temor se apoderaba de todos, pues los apóstoles realizaban muchos prodigios y señales. 44 Todos los creyentes vivían unidos y tenían todo en común; 45 vendían sus posesiones y sus bienes y repartían el precio entre todos, según la necesidad de cada uno. 46 Acudían al Templo todos los días con perseverancia y con un mismo espíritu, partían el pan por las casas y tomaban el alimento con alegría y sencillez de corazón. 47 Alababan a Dios y gozaban de la simpatía de todo el pueblo. El Señor agregaba cada día a la comunidad a los que se habían de salvar.
...PALABRA DE DIOS...                                     ...TE ALABAMOS SEÑOR.


SALMO RESPONSORIAL: Sal. 118:2-4, 13-15, 22-24

V/. Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia. 

R/. Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia.

2 ¡Diga la casa de Israel: que es eterno su amor! 3 ¡Diga la casa de Aarón: que es eterno su amor!

R/. Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia.


4 ¡Digan los que temen a Yahveh: que es eterno su amor! 13 Se me empujó, se me empujó para abatirme, pero Yahveh vino en mi ayuda;

R/. Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia.

14 mi fuerza y mi cántico es Yahveh, él ha sido para mí la salvación. 15 Clamor de júbilo y salvación, en las tiendas de los justos: «¡La diestra de Yahveh hace proezas,

R/. Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia.


22 La piedra que los constructores desecharon en piedra angular se ha convertido; 23 esta ha sido la obra de Yahveh, una maravilla a nuestros ojos.

R/. Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia.



24 ¡Este es el día que Yahveh ha hecho, exultemos y gocémonos en él!


R/. Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia.

 

LECTURA DE LA 1ra. CARTA DEL APÓSTOL SAN PEDRO: I Pedro 1:3-9

Hermanos:

3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo quien, por su gran misericordia, mediante la Resurrección de Jesucristo de entre los muertos, nos ha reengendrado a una esperanza viva, 4 a una herencia incorruptible, inmaculada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros, 5 a quienes el poder de Dios, por medio de la fe, protege para la salvación, dispuesta ya a ser revelada en el último momento. 6 Por lo cual rebosáis de alegría, aunque sea preciso que todavía por algún tiempo seáis afligidos con diversas pruebas, 7 a fin de que la calidad probada de vuestra fe, más preciosa que el oro perecedero que es probado por el fuego, se convierta en motivo de alabanza, de gloria y de honor, en la Revelación de Jesucristo. 8 A quien amáis sin haberle visto; en quien creéis, aunque de momento no le veáis, rebosando de alegría inefable y gloriosa; 9 y alcanzáis la meta de vuestra fe, la salvación de las almas.
...PALABRA DE DIOS...                                     ...TE ALABAMOS SEÑOR.

 

ANUNCIO DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN: Juan 20: 19 - 31


19 Al atardecer de aquel día, el primero de la semana, estando cerradas, por miedo a los judíos, las puertas del lugar donde se encontraban los discípulos, se presentó Jesús en medio de ellos y les dijo: «La paz con vosotros.» 20 Dicho esto, les mostró las manos y el costado. Los discípulos se alegraron de ver al Señor. 21 Jesús les dijo otra vez: «La paz con vosotros. Como el Padre me envió, también yo os envío.» 22 Dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo. 23 A quienes perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.» 24 Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Los otros discípulos le decían: «Hemos visto al Señor.» 25 Pero él les contestó: «Si no veo en sus manos la señal de los clavos y no meto mi dedo en el agujero de los clavos y no meto mi mano en su costado, no creeré.» 26 Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro y Tomás con ellos. Se presentó Jesús en medio estando las puertas cerradas, y dijo: «La paz con vosotros.» 27 Luego dice a Tomás: «Acerca aquí tu dedo y mira mis manos; trae tu mano y métela en mi costado, y no seas incrédulo sino creyente.» 28 Tomás le contestó: «Señor mío y Dios mío.» 29 Dícele Jesús: «Porque me has visto has creído. Dichosos los que no han visto y han creído.» 30 Jesús realizó en presencia de los discípulos otras muchas señales que no están escritas en este libro. 31 Estas han sido escritas para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo tengáis vida en su nombre.
...PALABRA DEL SEÑOR...                            ...GLORIA A TÍ SEÑOR JESÚS.


COMENTARIO:**
La Paz este con ustedes. Para esto he venido al mundo. Para darles Paz, no como la paz de este mundo, sino la Paz entre Dios y los hombres, la cual es el fruto de la reconciliación que Yo he obtenido para ustedes a través de mi muerte en la cruz.

No puede haber paz en el corazón de alguien si existe culpabilidad. Yo vine al mundo para expiar por sus pecados y para sacar fuera toda culpa.

Todo ha sido consumado con mi muerte.

Ahora, tal como mi Padre respiró sobre el hombre por primer vez para darle vida, así también, para darles nueva vida, Yo respiro sobre ustedes ahora ................. Reciban el Espíritu Santo, ustedes ya son hijos de Dios, templos vivientes del Espíritu Santo que viene de mi Padre y de Mí.

Ustedes fueron mis primeros discípulos, después yo los hice mis apóstoles, ahora les estoy confiando mi Iglesia, el nuevo templo de mi Espíritu, el cuerpo místico de Cristo.
Yo soy la cabeza, ustedes mis miembros, pero especialmente a ustedes que son mis testigos, Yo estoy confiándoles el poder de perdonar los pecados, por eso para quienes ustedes perdonen los pecados, ellos serán perdonados, para aquellos que ustedes retengan sus pecados, ellos serán retenidos, todo lo que amarren en la tierra será amarrado en el cielo.

Puesto que Yo voy a mi Padre, ustedes ahora heredan mi poder para perdonar los pecados y para consagrar el pan y el vino en mi cuerpo y mi sangre. Tal como Yo los envío con el poder del Espíritu Santo, Yo les doy ahora el poder de enviar a aquellos que ustedes designen con el mismo poder de perdonar los pecados.

Mi Iglesia está fundada en el eslabón rechazado por los Judíos, mi Sangre le da vida para que se pare fuerte hasta el final de los tiempos. Ella crecerá porque Yo permanezco en ustedes y mi Espíritu Omnipotente tocará cada corazón que venga a Ella.

Tomás no creyó al principio cuando supo acerca de mi resurrección, pero después cambió de opinión cuando Yo me aparecí de nuevo y el estaba presente. El representó a todos mis seguidores que no creen en el testimonio que Yo he dejado, los cuales ceden a la razón y son débiles en la fe.

Muchos Cristianos resisten mi Palabra, la cual está facilitando muy claramente mi Misericordia a través de la absolución dada por el Sacerdote Católico. Muchos desprecian la Orden Sacerdotal de Melquizedec, la cual Yo extendí a los Apóstoles y de ellos al Sacerdocio Católico.

Bueno, Yo te digo, querida alma que lees estas líneas, Benditos son aquellos que creen en mi y en mis trabajos sin tener que ver, ellos están haciendo la voluntad de Dios que consiste en creer en Aquel que El ha enviado.

.......... Ayuda nuestro apostolado, comprando esta hermosa collección. enlace
Recibido by: José de Jesús y María
 
........................................................................................................ 
*    http://www.aciprensa.com/calendario/
**  http://www.theworkofgod.org/theworkofgod/evangelios/evangelio.htm
     http://wwwlabuendia.blogspot.com/
     https://www.facebook.com/la.buendiaberrio
 
30 de ABRIL DE 2017: 3er Domingo de Pascua. Lucas 24, 13 - 35

viernes, 14 de abril de 2017

16 de abril de 2017: Domingo de Pascua: la Resurrección del Señor (Solemnidad)*

Color: Blanco

Santos: Santa Bernardette Soubirous
              Santa Engracia, Virgen y Mártir



LECTURAS DE LA LITÚRGIA:


LECTURA DEL LIBRO DE LOS HECHOS DE LOS APÓSTOLES: Hechos 10:34, 37-43
   
34 Entonces Pedro tomó la palabra y dijo: «Verdaderamente comprendo que Dios no hace acepción de personas, 37 Vosotros sabéis lo sucedido en toda Judea, comenzando por Galilea, después que Juan predicó el bautismo; 38 cómo Dios a Jesús de Nazaret le ungió con el Espíritu Santo y con poder, y cómo él pasó haciendo el bien y curando a todos los oprimidos por el Diablo, porque Dios estaba con él; 39 y nosotros somos testigos de todo lo que hizo en la región de los judíos y en Jerusalén; a quien llegaron a matar colgándole de un madero; 40 a éste, Dios le resucitó al tercer día y le concedió la gracia de aparecerse, 41 no a todo el pueblo, sino a los testigos que Dios había escogido de antemano, a nosotros que comimos y bebimos con él después que resucitó de entre los muertos. 42 Y nos mandó que predicásemos al Pueblo, y que diésemos testimonio de que él está constituido por Dios juez de vivos y muertos. 43 De éste todos los profetas dan testimonio de que todo el que cree en él alcanza, por su nombre, el perdón de los pecados.»
...PALABRA DE DIOS...                                ... TE ALABAMOS SEÑOR.



SALMO RESPONSORIAL: Sal. 118:1-2, 16-17, 22-23

V/. ¡Dad gracias a Yahveh, porque es bueno, porque es eterna su misericordia!
R/. ¡Dad gracias a Yahveh, porque es bueno, porque es eterna su misericordia!

1 ¡Dad gracias a Yahveh, porque es bueno, porque es eterno su amor!
2 ¡Diga la casa de Israel: que es eterno su amor!

R/. ¡Dad gracias a Yahveh, porque es bueno, porque es eterna su misericordia!

16 excelsa la diestra de Yahveh, la diestra de Yahveh hace proezas!» 17 No, no he de morir, que viviré, y contaré las obras de Yahveh;

R/. ¡Dad gracias a Yahveh, porque es bueno, porque es eterna su misericordia!

22 La piedra que los constructores desecharon en piedra angular se ha convertido; 23 esta ha sido la obra de Yahveh, una maravilla a nuestros ojos.


R/. ¡Dad gracias a Yahveh, porque es bueno, porque es eterna su misericordia!




LECTURA DE LA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS COLOSENSES: Col. 3:1-4

Hermanos: 
1 Así pues, si habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. 2 Aspirad a las cosas de arriba, no a las de la tierra. 3 Porque habéis muerto, y vuestra vida está oculta con Cristo en Dios. 4 Cuando aparezca Cristo, vida vuestra, entonces también vosotros apareceréis gloriosos con él.
...PALABRA DE DIOS...                                ... TE ALABAMOS SEÑOR.


O también:

LECTURA DE LA 1ra. CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS CORINTIOS: I Co. 5:6-8

Hermanos: 6 ¡No es como para gloriaros! ¿No sabéis que un poco de levadura fermenta toda la masa? 7 Puruficaos de la levadura vieja, para ser masa nueva; pues sois ázimos. Porque nuestro cordero pascual, Cristo, ha sido inmolado. 8 Así que, celebremos la fiesta, no con vieja levadura, ni con levadura de malicia e inmoralidad, sino con ázimos de pureza y verdad.
...PALABRA DE DIOS...                                ... TE ALABAMOS SEÑOR.
 



EVANGELIO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO SEGÚN SAN JUAN: Jn. 20: 1 - 9

1 El primer día de la semana va María Magdalena de madrugada al sepulcro cuando todavía estaba oscuro, y ve la piedra quitada del sepulcro. 2 Echa a correr y llega donde Simón Pedro y donde el otro discípulo a quien Jesús quería y les dice: «Se han llevado del sepulcro al Señor, y no sabemos dónde le han puesto.» 3 Salieron Pedro y el otro discípulo, y se encaminaron al sepulcro. 4 Corrían los dos juntos, pero el otro discípulo corrió por delante más rápido que Pedro, y llegó primero al sepulcro. 5 Se inclinó y vio las vendas en el suelo; pero no entró. 6 Llega también Simón Pedro siguiéndole, entra en el sepulcro y ve las vendas en el suelo, 7 y el sudario que cubrió su cabeza, no junto a las vendas, sino plegado en un lugar aparte. 8 Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado el primero al sepulcro; vio y creyó, 9 pues hasta entonces no habían comprendido que según la Escritura Jesús debía resucitar de entre los muertos.
...PALABRA DEL SEÑOR...                                    GLORIA A TÍ SEÑOR JESÚS. 


COMENTARIO:**
Yo les había explicado a mis discípulos y a mis apóstoles que Yo estaba destinado a sufrir y a morir por el perdón de los pecados del mundo, y que en el tercer día resucitaría de los muertos. También le había dicho a los Judíos que si destruían este templo, yo lo reconstruiría en tres días, pero ellos no entendían.

Parecía imposible que alguien pudiera resucitar de los muertos, pero Yo vine proclamando “Yo soy la resurrección y la vida”. Para darle al mundo un testimonio poderoso Yo regresé del mundo de los muertos, haciendo de esta manera el milagro más grande después de mi propia muerte.

Aquellos que me vieron creyeron. No solo tuvieron una confirmación física de mi resurrección sino que sus corazones también fueron abiertos a entender las Sagradas Escrituras y a fortalecer su fe.

Por mi muerte y resurrección, yo realicé mi victoria sobre la muerte, así que no hay mas razón para temerle, puesto que Yo he probado que tengo el poder de resucitarles después de que mueran.

Por mi muerte y resurrección, yo realicé mi victoria sobre el pecado, puesto que este es la causa de la muerte.

Por mi gracia yo vencí el pecado y sus consecuencias, al perdonar sus pecados Yo les he devuelto la vida.

Por mi muerte y resurrección, yo realicé mi victoria sobre Satanás. Satanás había triunfado sobre todos los seres humanos y continua haciéndolo, pero mi santidad venció la maldad, por eso les ofrezco mi santidad para que aseguren sus victorias sobre el tentador.

Les ofrezco mi resurrección y sus frutos, como la razón más grande para que aumenten su fe. Crean en mi y tengan vida eterna.
.......... Ayuda nuestro apostolado, comprando esta hermosa collección. enlace
Recibido by: José de Jesús y María

..............................................................................................
*    http://www.aciprensa.com/calendario/
**  http://www.theworkofgod.org/theworkofgod/evangelios/evangelio.htm
     http://wwwlabuendia.blogspot.com/
     https://www.facebook.com/la.buendiaberrio 

miércoles, 12 de abril de 2017

14 de abril de 2017: Viernes de la Pasión del Señor (Viernes Santo)*

Color: Rojo

Santos: Santa Liduvina
              Viernes Santo de la Pasión del Señor


LECTURAS DE LA LITÚRGIA:

LECTURA DEL LIBRO DEL PROFETA ISAÍAS: Is. 52:13--53:12

13 He aquí que prosperará mi Siervo, será enaltecido, levantado y ensalzado sobremanera. 14 Así como se asombraron de él muchos - pues tan desfigurado tenía el aspecto que no parecía hombre, ni su apariencia era humana - 15 otro tanto se admirarán muchas naciones; ante él cerrarán los reyes la boca, pues lo que nunca se les contó verán, y lo que nunca oyeron reconocerán. 1 ¿Quién dio crédito a nuestra noticia? Y el brazo de Yahveh ¿a quién se le reveló? 2 Creció como un retoño delante de él, como raíz de tierra árida. No tenía apariencia ni presencia; (le vimos) y no tenía aspecto que pudiésemos estimar. 3 Despreciable y desecho de hombres, varón de dolores y sabedor de dolencias, como uno ante quien se oculta el rostro, despreciable, y no le tuvimos en cuenta. 4 ¡Y con todo eran nuestras dolencias las que él llevaba y nuestros dolores los que soportaba! Nosotros le tuvimos por azotado, herido de Dios y humillado. 5 El ha sido herido por nuestras rebeldías, molido por nuestras culpas. El soportó el castigo que nos trae la paz, y con sus cardenales hemos sido curados. 6 Todos nosotros como ovejas erramos, cada uno marchó por su camino, y Yahveh descargó sobre él la culpa de todos nosotros. 7 Fue oprimido, y él se humilló y no abrió la boca. Como un cordero al degüello era llevado, y como oveja que ante los que la trasquilan está muda, tampoco él abrió la boca. 8 Tras arresto y juicio fue arrebatado, y de sus contemporáneos, ¿quién se preocupa? Fue arrancado de la tierra de los vivos; por las rebeldías de su pueblo ha sido herido; 9 y se puso su sepultura entre los malvados y con los ricos su tumba, por más que no hizo atropello ni hubo engaño en su boca. 10 Mas plugo a Yahveh quebrantarle con dolencias. Si se da a sí mismo en expiación, verá descendencia, alargará sus días, y lo que plazca a Yahveh se cumplirá por su mano. 11 Por las fatigas de su alma, verá luz, se saciará. Por su conocimiento justificará mi Siervo a muchos y las culpas de ellos él soportará. 12 Por eso le daré su parte entre los grandes y con poderosos repartirá despojos, ya que indefenso se entregó a la muerte y con los rebeldes fue contado, cuando él llevó el pecado de muchos, e intercedió por los rebledes.
...PALABRA DE DIOS...                              TE ALABAMOS SEÑOR.


SALMO RESPONSORIAL: Sal. 31:2, 6, 12-13, 15-17, 25

  V/. Padre,  en tus manos mi espíritu encomiendo.
  R/. Padre,  en tus manos mi espíritu encomiendo.
 
2 En ti, Yahveh, me cobijo, ¡oh, no sea confundido jamás! ¡Recóbrame por tu justicia, líbrame, 6 en tus manos mi espíritu encomiendo, tú, Yahveh, me rescatas. Dios de verdad,

R/. Padre,  en tus manos mi espíritu encomiendo.


12 De todos mis opresores me he hecho el oprobio; asco soy de mis vecinos, espanto de mis familiares. Los que me ven en la calle huyen lejos de mí; 13 dejado estoy de la memoria como un muerto, como un objeto de desecho.

R/. Padre,  en tus manos mi espíritu encomiendo.


15 Mas yo confío en ti, Yahveh, me digo: «¡Tú eres mi Dios!» 16 Está en tus manos mi destino, líbrame de las manos de mis enemigos y perseguidores;

R/. Padre,  en tus manos mi espíritu encomiendo.


17 haz que alumbre a tu siervo tu semblante, ¡sálvame, por tu amor! 25 ¡Valor, que vuestro corazón se afirme, vosotros todos que esperáis en Yahveh!


R/. Padre,  en tus manos mi espíritu encomiendo.
 

LECTURA DE LA CARTA A LOS HEBREOS: Hb 4:14-16; 5:7-9


14 Teniendo, pues, tal Sumo Sacerdote que penetró los cielos - Jesús, el Hijo de Dios - mantengamos firmes la fe que profesamos. 15 Pues no tenemos un Sumo Sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras flaquezas, sino probado en todo igual que nosotros, excepto en el pecado. 16 Acerquémonos, por tanto, confiadamente al trono de gracia, a fin de alcanzar misericordia y hallar gracia para una ayuda oportuna. 7 El cual, habiendo ofrecido en los días de su vida mortal ruegos y súplicas con poderoso clamor y lágrimas al que podía salvarle de la muerte, fue escuchado por su actitud reverente, 8 y aun siendo Hijo, con lo que padeció experimentó la obediencia; 9 y llegado a la perfección, se convirtió en causa de salvación eterna para todos los que le obedecen,
...PALABRA DE DIOS...                              TE ALABAMOS SEÑOR.

PASIÓN DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO SEGÚN SAN JUAN: Jn. 18:1--19:42

1 Dicho esto, pasó Jesús con sus discípulos al otro lado del torrente Cedrón, donde había un huerto, en el que entraron él y sus discípulos. 2 Pero también Judas, el que le entregaba, conocía el sitio, porque Jesús se había reunido allí muchas veces con sus discípulos. 3 Judas, pues, llega allí con la cohorte y los guardias enviados por los sumos sacerdotes y fariseos, con linternas, antorchas y armas. 4 Jesús, que sabía todo lo que le iba a suceder, se adelanta y les pregunta: «¿A quién buscáis?» 5 Le contestaron: «A Jesús el Nazareno.» Díceles: «Yo soy.» Judas, el que le entregaba, estaba también con ellos. 6 Cuando les dijo: «Yo soy», retrocedieron y cayeron en tierra. 7 Les preguntó de nuevo: «¿A quién buscáis?» Le contestaron: «A Jesús el Nazareno». 8 Respondió Jesús: «Ya os he dicho que yo soy; así que si me buscáis a mí, dejad marchar a éstos.» 9 Así se cumpliría lo que había dicho: «De los que me has dado, no he perdido a ninguno.» 10 Entonces Simón Pedro, que llevaba una espada, la sacó e hirió al siervo del Sumo Sacerdote, y le cortó la oreja derecha. El siervo se llamaba Malco. 11 Jesús dijo a Pedro: «Vuelve la espada a la vaina. La copa que me ha dado el Padre, ¿no la voy a beber?» 12 Entonces la cohorte, el tribuno y los guardias de los judíos prendieron a Jesús, le ataron 13 y le llevaron primero a casa de Anás, pues era suero de Caifás, el Sumo Sacerdote de aquel año. 14 Caifás era el que aconsejó a los judíos que convenía que muriera un solo hombre por el pueblo. 15 Seguían a Jesús Simón Pedro y otro discípulo. Este discípulo era conocido del Sumo Sacerdote y entró con Jesús en el atrio del Sumo Sacerdote, 16 mientras Pedro se quedaba fuera, junto a la puerta. Entonces salió el otro discípulo, el conocido del Sumo Sacerdote, habló a la portera e hizo pasar a Pedro. 17 La muchacha portera dice a Pedro: «¿No eres tú también de los discípulos de ese hombre?» Dice él: «No lo soy.» 18 Los siervos y los guardias tenían unas brasas encendidas porque hacía frío, y se calentaban. También Pedro estaba con ellos calentándose. 19 El Sumo Sacerdote interrogó a Jesús sobre sus discípulos y su doctrina. 20 Jesús le respondió: «He hablado abiertamente ante todo el mundo; he enseñado siempre en la sinagoga y en el Templo, donde se reúnen todos los judíos, y no he hablado nada a ocultas. 21 ¿Por qué me preguntas? Pregunta a los que me han oído lo que les he hablado; ellos saben lo que he dicho.» 22 Apenas dijo esto, uno de los guardias que allí estaba, dio una bofetada a Jesús, diciendo: «¿Así contestas al Sumo Sacerdote?» 23 Jesús le respondió: «Si he hablado mal, declara lo que está mal; pero si he hablado bien, ¿por qué me pegas?» 24 Anás entonces le envió atado al Sumo Sacerdote Caifás. 25 Estaba allí Simón Pedro calentándose y le dijeron: «¿No eres tú también de sus discípulos?» El lo negó diciendo: «No lo soy.» 26 Uno de los siervos del Sumo Sacerdote, pariente de aquel a quien Pedro había cortado la oreja, le dice: «¿No te vi yo en el huerto con él?» 27 Pedró volvió a negar, y al instante cantó un gallo. 28 De la casa de Caifás llevan a Jesús al pretorio. Era de madrugada. Ellos no entraron en el pretorio para no contaminarse y poder así comer la Pascua. 29 Salió entonces Pilato fuera donde ellos y dijo: «¿Qué acusación traéis contra este hombre?» 30 Ellos le respondieron: «Si éste no fuera un malhechor, no te lo habríamos entregado.» 31 Pilato replicó: «Tomadle vosotros y juzgadle según vuestra Ley.» Los judíos replicaron: «Nosotros no podemos dar muerte a nadie.» 32 Así se cumpliría lo que había dicho Jesús cuando indicó de qué muerte iba a morir. 33 Entonces Pilato entró de nuevo al pretorio y llamó a Jesús y le dijo: «¿Eres tú el Rey de los judíos?» 34 Respondió Jesús: «¿Dices eso por tu cuenta, o es que otros te lo han dicho de mí?» 35 Pilato respondió: «¿Es que yo soy judío? Tu pueblo y los sumos sacerdotes te han entregado a mí. ¿Qué has hecho?» 36 Respondió Jesús: «Mi Reino no es de este mundo. Si mi Reino fuese de este mundo, mi gente habría combatido para que no fuese entregado a los judíos: pero mi Reino no es de aquí.» 37 Entonces Pilato le dijo: «¿Luego tú eres Rey?» Respondió Jesús: «Sí, como dices, soy Rey. Yo para esto he nacido y para est he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad. Todo el que es de la verdad, escucha mi voz.» 38 Le dice Pilato: «¿Qué es la verdad?» Y, dicho esto, volvió a salir donde los judíos y les dijo: «Yo no encuentro ningún delito en él. 39 Pero es costumbre entre vosotros que os ponga en libertad a uno por la Pascua. ¿Queréis, pues, que os ponga en libertad al Rey de los judíos?» 40 Ellos volvieron a gritar diciendo: «¡A ése, no; a Barrabás!» Barrabás era un salteador. 1 Pilato entonces tomó a Jesús y mandó azotarle. 2 Los soldados trenzaron una corona de espinas, se la pusieron en la cabeza y le vistieron un manto de púrpura; 3 y, acercándose a él, le decían: «Salve, Rey de los judíos.» Y le daban bofetadas. 4 Volvió a salir Pilato y les dijo: «Mirad, os lo traigo fuera para que sepáis que no encuentro ningún delito en él.» 5 Salió entonces Jesús fuera llevando la corona de espinas y el manto de púrpura. Díceles Pilato: «Aquí tenéis al hombre.» 6 Cuando lo vieron los sumos sacerdotes y los guardias, gritaron: «¡Crucifícalo, crucifícalo!» Les dice Pilato: «Tomadlo vosotros y crucificadle, porque yo ningún delito encuentro en él.» 7 Los judíos le replicaron: «Nosotros tenemos una Ley y según esa Ley debe morir, porque se tiene por Hijo de Dios.» 8 Cuando oyó Pilato estas palabras, se atemorizó aún más. 9 Volvió a entrar en el pretorio y dijo a Jesús: «¿De dónde eres tú?» Pero Jesús no le dio respuesta. 10 Dícele Pilato: «¿A mí no me hablas? ¿No sabes que tengo poder para soltarte y poder para crucificarte?» 11 Respondió Jesús: «No tendrías contra mí ningún poder, si no se te hubiera dado de arriba; por eso, el que me ha entregado a ti tiene mayor pecado.» 12 Desde entonces Pilato trataba de librarle. Pero los judíos gritaron: «Si sueltas a ése, no eres amigo del César; todo el que se hace rey se enfrenta al César.» 13 Al oír Pilato estas palabras, hizo salir a Jesús y se sentó en el tribunal, en el lugar llamado Enlosado, en hebreo Gabbatá. 14 Era el día de la Preparación de la Pascua, hacia la hora sexta. Dice Pilato a los judíos: «Aquí tenéis a vuestro Rey.» 15 Ellos gritaron: «¡Fuera, fuera! ¡Crucifícale!» Les dice Pilato: «¿A vuestro Rey voy a crucificar?» Replicaron los sumos sacerdotes: «No tenemos más rey que el César.» 16 Entonces se lo entregó para que fuera crucificado. Tomaron, pues, a Jesús, 17 y él cargando con su cruz, salió hacia el lugar llamado Calvario, que en hebreo se llama Gólgota, 18 y allí le crucificaron y con él a otros dos, uno a cada lado, y Jesús en medio. 19 Pilato redactó también una inscripción y la puso sobre la cruz. Lo escrito era: «Jesús el Nazareno, el Rey de los judíos.» 20 Esta inscripción la leyeron muchos judíos, porque el lugar donde había sido crucificado Jesús estaba cerca de la ciudad; y estaba escrita en hebreo, latín y griego. 21 Los sumos sacerdotes de los judíos dijeron a Pilato: «No escribas: "El Rey de los judíos", sino: "Este ha dicho: Yo soy Rey de los judíos".» 22 Pilato respondió: «Lo que he escrito, lo he escrito.» 23 Los soldados, después que crucificaron a Jesús, tomaron sus vestidos, con los que hicieron cuatro lotes, un lote para cada soldado, y la túnica. La túnica era sin costura, tejida de una pieza de arriba abajo. 24 Por eso se dijeron: «No la rompamos; sino echemos a suertes a ver a quién le toca.» Para que se cumpliera la Escritura: Se han repartido mis vestidos, han echado a suertes mi túnica. Y esto es lo que hicieron los soldados. 25 Junto a la cruz de Jesús estaban su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Clopás, y María Magdalena. 26 Jesús, viendo a su madre y junto a ella al discípulo a quien amaba, dice a su madre: «Mujer, ahí tienes a tu hijo.» 27 Luego dice al discípulo: «Ahí tienes a tu madre.» Y desde aquella hora el discípulo la acogió en su casa. 28 Después de esto, sabiendo Jesús que ya todo estaba cumplido, para que se cumpliera la Escritura, dice: «Tengo sed.» 29 Había allí una vasija llena de vinagre. Sujetaron a una rama de hisopo una esponja empapada en vinagre y se la acercaron a la boca. 30 Cuando tomó Jesús el vinagre, dijo: «Todo está cumplido.» E inclinando la cabeza entregó el espíritu. 31 Los judíos, como era el día de la Preparación, para que no quedasen los cuerpos en la cruz el sábado - porque aquel sábado era muy solemne - rogaron a Pilato que les quebraran las piernas y los retiraran. 32 Fueron, pues, los soldados y quebraron las piernas del primero y del otro crucificado con él. 33 Pero al llegar a Jesús, como lo vieron ya muerto, no le quebraron las piernas, 34 sino que uno de los soldados le atravesó el costado con una lanza y al instante salió sangre y agua. 35 El que lo vio lo atestigua y su testimonio es válido, y él sabe que dice la verdad, para que también vosotros creáis. 36 Y todo esto sucedió para que se cumpliera la Escritura: No se le quebrará hueso alguno. 37 Y también otra Escritura dice: Mirarán al que traspasaron. 38 Después de esto, José de Arimatea, que era discípulo de Jesús, aunque en secreto por miedo a los judíos, pidió a Pilato autorización para retirar el cuerpo de Jesús. Pilato se lo concedió. Fueron, pues, y retiraron su cuerpo. 39 Fue también Nicodemo - aquel que anteriormente había ido a verle de noche - con una mezcla de mirra y áloe de unas cien libras. 40 Tomaron el cuerpo de Jesús y lo envolvieron en vendas con los aromas, conforme a la costumbre judía de sepultar. 41 En el lugar donde había sido crucificado había un huerto, y en el huerto un sepulcro nuevo, en el que nadie todavía había sido depositado. 42 Allí, pues, porque era el día de la Preparación de los judíos y el sepulcro estaba cerca, pusieron a Jesús.
...PALABRA DEL SEÑOR...     GLORIA A TÍ SEÑOR JESÚS.

........................................................................................................ 

*    http://www.aciprensa.com/calendario/
     http://wwwlabuendia.blogspot.com/
     https://www.facebook.com/la.buendiaberrio