domingo, 26 de marzo de 2017

2 de abril de 2017: 5to. Domingo del Tiempo de Cuaresma*

Litúrgia de las Horas: 1ra. Semana del Salterio

Color: Morado


Santos: San Francisco de Paula
  

LECTURAS DE LA LITÚRGIA
LECTURA DEL LIBRO DEL PROFETA EZEQUIEL: Ez. 37:12-14

12 Por eso, profetiza. Les dirás: Así dice el Señor Yahveh: He aquí que yo abro vuestras tumbas; os haré salir de vuestras tumbas, pueblo mío, y os llevaré de nuevo al suelo de Israel. 13 Sabréis que yo soy Yahveh cuando abra vuestras tumbas y os haga salir de vuestras tumbas, pueblo mío. 14 Infundiré mi espíritu en vosotros y viviréis; os estableceré en vuestro suelo, y sabréis que yo, Yahveh, lo digo y lo haga, oráculo de Yahveh.»
...PALABRA DE DIOS...                              ...TE ALABAMOS SEÑOR.

SALMO RESPONSORIAL: Sal. 130:1-8

V/. Del Señor viene la misericordia, la redención copiosa. 
R/. Del Señor viene la misericordia, la redención copiosa.
 
1 Canción de las subidas. Desde lo más profundos grito a ti, Yahveh: 2 ¡Señor, escucha mi clamor! ¡Estén atentos tus oídos a la voz de mis súplicas!

R/. Del Señor viene la misericordia, la redención copiosa.

3 Si en cuenta tomas las culpas, oh Yahveh, ¿quién, Señor, resistirá? 4 Mas el perdón se halla junto a ti, para que seas temido.

R/. Del Señor viene la misericordia, la redención copiosa.

5 Yo espero en Yahveh, mi alma espera en su palabra; 6 mi alma aguarda al Señor más que los centinelas la aurora; mas que los centinelas la aurora,

R/. Del Señor viene la misericordia, la redención copiosa.

7 aguarde Israel a Yahveh. Porque con Yahveh está el amor, junto a él abundancia de rescate; 8 él rescatará a Israel de todas sus culpas.


R/. Del Señor viene la misericordia, la redención copiosa.
 

LECTURA DE LA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS ROMANOS: Rm. 8: 8 - 11

Hermanos:
8 así, los que están en la carne, no pueden agradar a Dios. 9 Mas vosotros no estáis en la carne, sino en el espíritu, ya que el Espíritu de Dios habita en vosotros. El que no tiene el Espíritu de Cristo, no le pertenece; 10 mas si Cristo está en vosotros, aunque el cuerpo haya muerto ya a causa del pecado, el espíritu es vida a causa de la justicia. 11 Y si el Espíritu de Aquel que resucitó a Jesús de entre los muertos habita en vosotros, Aquel que resucitó a Cristo de entre los muertos dará también la vida a vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que habita en vosotros.
...PALABRA DE DIOS...                              ...TE ALABAMOS SEÑOR.
 

EVANGELIO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO SEGÚN SAN JUAN: Jn. 11: 1 - 45

1 Había un cierto enfermo, Lázaro, de Betania, pueblo de María y de su hermana Marta. 2 María era la que ungió al Señor con perfumes y le secó los pies con sus cabellos; su hermano Lázaro era el enfermo. 

3 Las hermanas enviaron a decir a Jesús: «Señor, aquel a quien tú quieres, está enfermo.» 4 Al oírlo Jesús, dijo: «Esta enfermedad no es de muerte, es para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella.» 5 Jesús amaba a Marta, a su hermana y a Lázaro. 6 Cuando se enteró de que estaba enfermo, permaneció dos días más en el lugar donde se encontraba. 7 Al cabo de ellos, dice a sus discípulos: «Volvamos de nuevo a Judea.» 8 Le dicen los discípulos: «Rabbí, con que hace poco los judíos querían apedrearte, ¿y vuelves allí?» 9 Jesús respondió: «¿No son doce las horas del día? Si uno anda de día, no tropieza, porque ve la luz de este mundo; 10 pero si uno anda de noche, tropieza, porque no está la luz en él.» 11 Dijo esto y añadió: «Nuestro amigo Lázaro duerme; pero voy a despertarle.» 12 Le dijeron sus discípulos: «Señor, si duerme, se curará.» 13 Jesús lo había dicho de su muerte, pero ellos creyeron que hablaba del descanso del sueño. 14 Entonces Jesús les dijo abiertamente: «Lázaro ha muerto, 15 y me alegro por vosotros de no haber estado allí, para que creáis. Pero vayamos donde él.» 16 Entonces Tomás, llamado el Mellizo, dijo a los otros discípulos: «Vayamos también nosotros a morir con él.» 17 Cuando llegó Jesús, se encontró con que Lázaro llevaba ya cuatro días en el sepulcro. 18 Betania estaba cerca de Jerusalén como a unos quince estadios, 19 y muchos judíos habían venido a casa de Marta y María para consolarlas por su hermano. 20 Cuando Marta supo que había venido Jesús, le salió al encuentro, mientras María permanecía en casa. 21 Dijo Marta a Jesús: «Señor, si hubieras estado aquí, no habría muerto mi hermano. 22 Pero aun ahora yo sé que cuanto pidas a Dios, Dios te lo concederá.» 23 Le dice Jesús: «Tu hermano resucitará.» 24 Le respondió Marta: «Ya sé que resucitará en la resurrección, el último día.» 25 Jesús le respondió: «Yo soy la resurrección El que cree en mí, aunque muera, vivirá; 26 y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?» 27 Le dice ella: «Sí, Señor, yo creo que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, el que iba a venir al mundo.» 28 Dicho esto, fue a llamar a su hermana María y le dijo al oído: «El Maestro está ahí y te llama.» 29 Ella, en cuanto lo oyó, se levantó rapidamente, y se fue donde él. 30 Jesús todavía no había llegado al pueblo; sino que seguía en el lugar donde Marta lo había encontrado. 31 Los judíos que estaban con María en casa consolándola, al ver que se levantaba rápidamente y salía, la siguieron pensando que iba al sepulcro para llorar allí. 32 Cuando María llegó donde estaba Jesús, al verle, cayó a sus pies y le dijo: «Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto.» 33 Viéndola llorar Jesús y que también lloraban los judíos que la acompañaban, se conmovió interiormente, se turbó 34 y dijo: «¿Dónde lo habéis puesto?» Le responden: «Señor, ven y lo verás.» 35 Jesús se echó a llorar. 36 Los judíos entonces decían: «Mirad cómo le quería.» 37 Pero algunos de ellos dijeron: «Este, que abrió los ojos del ciego, ¿no podía haber hecho que éste no muriera?» 38 Entonces Jesús se conmovió de nuevo en su interior y fue al sepulcro. Era una cueva, y tenía puesta encima una piedra. 39 Dice Jesús: «Quitad la piedra.» Le responde Marta, la hermana del muerto: «Señor, ya huele; es el cuarto día.» 40 Le dice Jesús: «¿No te he dicho que, si crees, verás la gloria de Dios?» 41 Quitaron, pues, la piedra. Entonces Jesús levantó los ojos a lo alto y dijo: «Padre, te doy gracias por haberme escuchado. 42 Ya sabía yo que tú siempre me escuchas; pero lo he dicho por estos que me rodean, para que crean que tú me has enviado.» 43 Dicho esto, gritó con fuerte voz: «¡Lázaro, sal fuera!» 44 Y salió el muerto, atado de pies y manos con vendas y envuelto el rostro en un sudario. Jesús les dice: «Desatadlo y dejadle andar.» 45 Muchos de los judíos que habían venido a casa de María, viendo lo que había hecho, creyeron en él.
...PALABRA DEL SEÑOR...                              ...GLORIA A TÍ SEÑOR JESÚS.

COMENTARIO:**

Yo soy la resurrección y la vida, El que cree en mí, aunque muera, vivirá; y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?
Yo dije esto antes de llamar el poder de Dios en mi como el hijo engendrado de Dios, para ilustrar con hechos la integridad de mis palabras. Yo soy el que da la vida. Primero he favorecido a todos con vida temporal aquí en la tierra, pero después de la muerte del cuerpo, Yo doy vida espiritual eterna desde el momento de la resurrección.
Yo abrí los ojos del los ciegos, abrí los oídos de los sordos, aflojé las lenguas de los mudos, hice que los paralíticos caminaran, sane leprosos y muchos otros que estaban enfermos con toda clase de enfermedades, también arroje espíritus malignos de aquellos que estaban poseídos. Por medio de todos estos milagros confirmé mi poder de reversar los males que vienen a los hombres, pero Yo quería principalmente fijar en sus mentes la realidad de las enfermedades del alma, que son reflejadas en el cuerpo, para que pudieran aprender de mi y confiar en mi.
La peor cosa que le puede ocurrir a la vida del cuerpo es la muerte; por eso Yo hice este milagro de devolver la vida para hacerles entender que Yo soy verdaderamente la resurrección y la vida.
Bendito es el hombre que pone su confianza en mis palabras, es como un árbol plantado a la orilla del rió, sus raíces se extienden hasta las aguas vivientes de la vida, el no tendrá miedo cuando llegue la tribulación, producirá buen fruto cada día de su vida. Siempre será mi deleite.
Mi Padre Celestial ha dado testimonio al mundo a través de su continua manifestación en la creación. Yo la Palabra de Dios, su Hijo; he venido a dar mi propio testimonio. Como hombre les demostré que ustedes son hechos en la imagen de Dios. En palabras humanas les invité a que me siguieran y ofrecí mi salvación para todos. Yo no vine a condenar sino a perdonar, vine a salvar a todos los que me aceptan como su Señor y Salvador.

Como un último ofrecimiento para todos ustedes, Yo le ofrecí mi vida al Padre como el sacrificio que quita los pecados del mundo.

Pongan toda su confianza en mí si ustedes desean la vida eterna, porque Yo soy la resurrección y la vida.

.......... Ayuda nuestro apostolado, comprando esta hermosa collección. enlace
Recibido by: José de Jesús y María

 ......................................................................................
*    http://www.aciprensa.com/calendario/
**  http://www.theworkofgod.org/theworkofgod/evangelios/evangelio.htm
     http://wwwlabuendia.blogspot.com/
     https://www.facebook.com/la.buendiaberrio

09 de ABRIL de 2017: Domingo de RamosMateo: 26, 14 -  -27, 66
 

domingo, 19 de marzo de 2017

26 de marzo de 2017: 4to. Domingo de Cuaresma*

Litúrgia de las Horas: 4ta. Semana del Salterio
 
Color: Rosado

Santos: San Cástulo, Mártir
               San Ludgero

 


LECTURAS DE LA LITÚRGIA:


LECTURA DEL 1er LIBRO DE SAMUEL: I Samuel 16:1, 6-7, 10-13
  1 Dijo Yahveh a Samuel: «¿Hasta cuándo vas a estar llorando por Saúl, después que yo le he rechazado para que no reine sobre Israel? Llena tu cuerno de aceite y vete. Voy a enviarte a Jesé, de Belén, porque he visto entre sus hijos un rey para mí.» 6 Cuando ellos se presentaron vio a Eliab y se dijo: «Sin duda está ante Yahveh su ungido.» 7 Pero Yahveh dijo a Samuel: «No mires su apariencia ni su gran estatura, pues yo le he descartado. La mirada de Dios no es como la mirada del hombre, pues el hombre mira las apariencias, pero Yahveh mira el corazón.» 10 Hizo pasar Jesé a sus siete hijos ante Samuel, pero Samuel dijo: «A ninguno de éstos ha elegido Yahveh.» 11 Preguntó, pues, Samuel a Jesé: «¿No quedan ya más muchachos?» El respondió: «Todavía falta el más pequeño, que está guardando el rebaño.» Dijo entonces Samuel a Jesé: «Manda que lo traigan, porque no comeremos hasta que haya venido.» 12 Mandó, pues, que lo trajeran; era rubio, de bellos ojos y hermosa presencia. Dijo Yahveh: «Levántate y úngelo, porque éste es.» 13 Tomó Samuel el cuerno de aceite y le ungió en medio de sus hermanos. Y a partir de entonces, vino sobre David el espíritu de Yahveh. Samuel se levantó y se fue a Ramá.
...PALABRA DE DIOS..                                  ...TE ALABAMOS SEÑOR.



SALMO RESPONSORIAL:  Sal. 23:1-6

 V/.  Yahveh es mi pastor, nada me falta.
 R/. Yahveh es mi pastor, nada me falta.  
1  Yahveh es mi pastor, nada me falta. 2 Por prados de fresca hierba me apacienta. Hacia las aguas de reposo me conduce, 3 y conforta mi alma; me guía por senderos de justicia, en gracia de su nombre.

R/. Yahveh es mi pastor, nada me falta.


4 Aunque pase por valle tenebroso, ningún mal temeré, porque tú vas conmigo; tu vara y tu cayado, ellos me sosiegan.

R/. Yahveh es mi pastor, nada me falta.

5 Tú preparas ante mí una mesa frente a mis adversarios; unges con óleo mi cabeza, rebosante está mi copa. 6 Sí, dicha y gracia me acompañarán todos los días de mi vida; mi morada será la casa de Yahveh a lo largo de los días.


R/. Yahveh es mi pastor, nada me falta.

 

LECTURA DE LA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS EFESIOS: Ef. 5:8-14 

Hermanos:
8 Porque en otro tiempo fuisteis tinieblas; mas ahora sois luz en el Señor. Vivid como hijos de la luz; 9 pues el fruto de la luz consiste en toda bondad, justicia y verdad. 10 Examinad qué es lo que agrada al Señor, 11 y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, antes bien, denunciadlas. 12 Cierto que ya sólo el mencionar las cosas que hacen ocultamente da vergüenza; 13 pero, al ser denunciadas, se manifiestan a la luz. 14 Pues todo lo que queda manifiesto es luz. Por eso se dice: Despierta tú que duermes, y levántate de entre los muertos, y te iluminará Cristo.
...PALABRA DE DIOS...                ...TE ALABAMOS SEÑOR




EVANGELIO DE NUESTRO SEÑOR JESURISTO SEGÚN SAN JUAN:  Jn. 9: 1 - 41
  1 Vio, al pasar, a un hombre ciego de nacimiento. 2 Y le preguntaron sus discípulos: «Rabbí, ¿quién pecó, él o sus padres, para que haya nacido ciego?» 3 Respondió Jesús: «Ni él pecó ni sus padres; es para que se manifiesten en él las obras de Dios. 4 Tenemos que trabajar en las obras del que me ha enviado mientras es de día; llega la noche, cuando nadie puede trabajar. 5 Mientras estoy en el mundo, soy luz del mundo.» 6 Dicho esto, escupió en tierra, hizo barro con la saliva, y untó con el barro los ojos del ciego 7 y le dijo: «Vete, lávate en la piscina de Siloé» (que quiere decir Enviado). El fue, se lavó y volvió ya viendo. 8 Los vecinos y los que solían verle antes, pues era mendigo, decían: «¿No es éste el que se sentaba para mendigar?» 9 Unos decían: «Es él». «No, decían otros, sino que es uno que se le parece.» Pero él decía: «Soy yo.» 10 Le dijeron entonces: «¿Cómo, pues, se te han abierto los ojos?» 11 El respondió: «Ese hombre que se llama Jesús, hizo barro, me untó los ojos y me dijo: "Vete a Siloé y lávate." Yo fui, me lavé y vi.» 12 Ellos le dijeron: «¿Dónde está ése?» El respondió: «No lo sé.» 13 Lo llevan donde los fariseos al que antes era ciego. 14 Pero era sábado el día en que Jesús hizo barro y le abrió los ojos. 15 Los fariseos a su vez le preguntaron cómo había recobrado la vista. El les dijo: «Me puso barro sobre los ojos, me lavé y veo.» 16 Algunos fariseos decían: «Este hombre no viene de Dios, porque no guarda el sábado.» Otros decían: «Pero, ¿cómo puede un pecador realizar semejantes señales?» Y había disensión entre ellos. 17 Entonces le dicen otra vez al ciego: «¿Y tú qué dices de él, ya que te ha abierto los ojos?» El respondió: «Que es un profeta.» 18 No creyeron los judíos que aquel hombre hubiera sido ciego, hasta que llamaron a los padres del que había recobrado la vista 19 y les preguntaron: «¿Es éste vuestro hijo, el que decís que nació ciego? ¿Cómo, pues, ve ahora?» 20 Sus padres respondieron: «Nosotros sabemos que este es nuestro hijo y que nació ciego. 21 Pero, cómo ve ahora, no lo sabemos; ni quién le ha abierto los ojos, eso nosotros no lo sabemos. Preguntadle; edad tiene; puede hablar de sí mismo.» 22 Sus padres decían esto por miedo por los judíos, pues los judíos se habían puesto ya de acuerdo en que, si alguno le reconocía como Cristo, quedara excluido de la sinagoga. 23 Por eso dijeron sus padres: «Edad tiene; preguntádselo a él.» 24 Le llamaron por segunda vez al hombre que había sido ciego y le dijeron: «Da gloria a Dios. Nosotros sabemos que ese hombre es un pecador.» 25 Les respondió: «Si es un pecador, no lo sé. Sólo sé una cosa: que era ciego y ahora veo.» 26 Le dijeron entonces: «¿Qué hizo contigo? ¿Cómo te abrió los ojos?» 27 El replicó: «Os lo he dicho ya, y no me habéis escuchado. ¿Por qué queréis oírlo otra vez? ¿Es qué queréis también vosotros haceros discípulos suyos?» 28 Ellos le llenaron de injurias y le dijeron: «Tú eres discípulo de ese hombre; nosotros somos discípulos de Moisés. 29 Nosotros sabemos que a Moisés le habló Dios; pero ése no sabemos de dónde es.» 30 El hombre les respondió: «Eso es lo extraño: que vosotros no sepáis de dónde es y que me haya abierto a mí los ojos. 31 Sabemos que Dios no escucha a los pecadores; mas, si uno es religioso y cumple su voluntad, a ése le escucha. 32 Jamás se ha oído decir que alguien haya abierto los ojos de un ciego de nacimiento. 33 Si éste no viniera de Dios, no podría hacer nada.» 34 Ellos le respondieron: «Has nacido todo entero en pecado ¿y nos da lecciones a nosotros?» Y le echaron fuera. 35 Jesús se enteró de que le habían echado fuera y, encontrándose con él, le dijo: «¿Tú crees en el Hijo del hombre?» 36 El respondió: «¿Y quién es, Señor, para que crea en él?» 37 Jesús le dijo: «Le has visto; el que está hablando contigo, ése es.» 38 El entonces dijo: «Creo, Señor.» Y se postró ante él. 39 Y dijo Jesús: «Para un juicio he venido a este mundo: para que los que no ven, vean; y los que ven, se vuelvan ciegos.» 40 Algunos fariseos que estaban con él oyeron esto y le dijeron: «Es que también nosotros somos ciegos?» 41 Jesús les respondió: Si fuerais ciegos, no tendríais pecado; pero, como decís: "Vemos" vuestro pecado permanece.»
 ...PALABRA DEL SEÑOR....                                   ...GLORIA A TÍ SEÑOR JESÚS

COMENTARIO:**

Yo soy la luz del mundo. He venido para dar luz a los que se encuentran en la oscuridad; he venido para compartir mi sabiduría con aquellos que me aceptan como su Señor y Dios.
Yo soy la Sabiduría de Dios encarnada, la Palabra que viene de la mente de Dios, la luz que ha venido a brillar en este mundo oscurecido por la ignorancia y el orgullo.
Yo estoy acostumbrado al rechazo, primero fueron los ángeles y después los hombres. He sido rechazado desde el mismo comienzo, pero siempre he enseñado la humildad para erradicar la raíz de toda la maldad, el vicio del orgullo.
Lucifer, el mas regalado de todos los ángeles, el lleno de luz, creció tanto en su arrogancia que se lleno completamente de orgullo. Desecró una larga parte de mi creación angélica incitándola a la rebelión en contra de Dios. Por causa de su terrible pecado, el y sus seguidores fueron arrojados del Cielo. Fue convertido en el príncipe de la oscuridad y ha venido a reinar en el mundo, a hacer presa de mi nueva creación. Ha contaminado todos los seres humanos con la tentación de ofender a Dios con la desobediencia. El es el padre de la mentira, el padre de los reprobados de Dios. Toma ventaja de la mente racional del hombre que rechaza mis enseñanzas tan fácilmente y me desafía con el pecado. Yo estoy aquí para destruir su trabajo y para reclamar lo que es mío.
Todos los seres humanos tienen que ser puestos a la prueba, todos tienen que tomar una decisión entre el bien y el mal. Satanás se para orgulloso seduciendo almas con su arrogancia, mientras yo trabajo en silencio llamándoles a que se arrepientan y vengan a Mí. Mi luz prevalecerá aun cuando el mundo este cubierto en tinieblas; mi gracia triunfará aunque el pecado esté erosionando el mundo, el bien triunfará sobre el mal en el final y aquellos que aceptan mi luz compartirán mi reino eterno de gozo, mientras que aquellos que prefieren la oscuridad del pecado se hundirán en un abismo eterno de continuo sufrimiento.
Todo lo que esta en la oscuridad será traído a la luz, y tal como en el caso de este hombre humilde del evangelio, a todos se les mostrará la luz, aquellos que son humildes verán y aceptarán a Dios, mientras que los orgullosos serán enceguecidos en su arrogancia.
Abran sus ojos al espíritu, miren con la claridad de la sabiduría, no desprecien las enseñanzas de mi Palabra que les llevan a la vida eterna, arreglen sus caminos mientras todavía hay tiempo, y por encima de todo, reconozcan a Dios, la fuente de todo bien.
.......... Ayuda nuestro apostolado, comprando esta hermosa collección. enlace
Recibido by: José de Jesús y María 

..................................................................................................
*    http://www.aciprensa.com/calendario/
**  http://www.theworkofgod.org/theworkofgod/evangelios/evangelio.htm
     http://wwwlabuendia.blogspot.com/
     https://www.facebook.com/la.buendiaberrio

02 de ABRIL de 2017: 5to. Domingo del Tiempo de Cuaresma.  Juan: 11, 1 -  45
 

 
 
 

domingo, 12 de marzo de 2017

19 de marzo de 2017: 3er. Domingo del Tiempo de Cuaresma*

Litúrgia de las Horas: 3ra. Semana delSalterio

Color: Morado


Santos: San José, Casto Esposo de la Virgen María



LECTURAS DE LA LITÚRGIA



LECTURA DEL LIBRO DEL ÉXODO: Ex. 17: 3 - 7

3 Pero el pueblo, torturado por la sed, siguió murmurando contra Moisés: «¿Nos has hecho salir de Egipto para hacerme morir de sed, a mí, a mis hijos y a mis ganados?» 4 Clamó Moisés a Yahveh y dijo: «¿ Qué puedo hacer con este pueblo? Poco falta para que me apedreen.» 5 Respondió Yahveh a Moisés: «Pasa delante del pueblo, llevando contigo algunos de los ancianos de Israel; lleva también en tu mano el cayado con que golpeaste el Río y vete, 6 que allí estaré yo ante ti, sobre la piña, en Horeb; golpearás la peña, y saldrá de ella agua para que beba el pueblo.» Moisés lo hizo así a la vista de los ancianos de Israel. 7 Aquel lugar se llamó Massá y Meribá, a causa de la querella de los israelitas, y por haber tentado a Yahveh, diciendo: «¿Está Yahveh entre nosotros o no?»
...PALABRA DE DIOS...                              TE ALABAMOS SEÑOR.


SALMO RESPONSORIAL: Sal. 95:1-2, 6-9


V/. Ojalá escuchen hoy la voz del Señor: "No endurezcan su corazón".

R/. Ojalá escuchen hoy la voz del Señor: "No endurezcan su corazón".
 
1 Venid, cantemos gozosos a Yahveh, aclamemos a la Roca de nuestra salvación; 2 con acciones de gracias vayamos ante él, aclamémosle con salmos.

R/. Ojalá escuchen hoy la voz del Señor: "No endurezcan su corazón".


6 Entrad, adoremos, prosternémonos, ¡de rodillas ante Yahveh que nos ha hecho! 7 Porque él es nuestro Dios, y nosotros el pueblo de su pasto, el rebaño de su mano. ¡Oh, si escucharais hoy su voz!:

R/. Ojalá escuchen hoy la voz del Señor: "No endurezcan su corazón".


8 «No endurezcáis vuestro corazón como en Meribá, como el día de Massá en el desierto, 9 donde me pusieron a prueba vuestros padres, me tentaron aunque habían visto mi obra.

R/. Ojalá escuchen hoy la voz del Señor: "No endurezcan su corazón".


 

LECTURA DE LA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS ROMANOS: Rom. 5:1-2, 5-8

1 Habiendo, pues, recibido de la fe nuestra justificación, estamos en paz con Dios, por nuestro Señor Jesucristo, 2 por quien hemos obtenido también, mediante la fe, el acceso a esta gracia en la cual nos hallamos, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios. 5 y la esperanza no falla, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado. 6 En efecto, cuando todavía estábamos sin fuerzas, en el tiempo señalado, Cristo murió por los impíos; - 7 en verdad, apenas habrá quien muera por un justo; por un hombre de bien tal vez se atrevería uno a morir -; 8 mas la prueba de que Dios nos ama es que Cristo, siendo nosotros todavía pecadores, murió por nosotros.

...PALABRA DE DIOS...                              TE ALABAMOS SEÑOR.


EVANGELIO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO SEGÚN SAN JUAN: Jn. 4: 5 - 42

5 Llega, pues, a una ciudad de Samaria llamada Sicar, cerca de la heredad que Jacob dio a su hijo José. 6 Allí estaba el pozo de Jacob. Jesús, como se había fatigado del camino, estaba sentado junto al pozo. Era alrededor de la hora sexta. 7 Llega una mujer de Samaria a sacar agua. Jesús le dice: «Dame de beber.» 8 Pues sus discípulos se habían ido a la ciudad a comprar comida. Le dice a la mujer samaritana: 9 «¿Cómo tú, siendo judío, me pides de beber a mí, que soy una mujer samaritana?» (Porque los judíos no se tratan con los samaritanos.) 10 Jesús le respondió: «Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: "Dame de beber", tú le habrías pedido a él, y él te habría dado agua viva.» 11 Le dice la mujer: «Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo; ¿de dónde, pues, tienes esa agua viva? 12 ¿Es que tú eres más que nuestro padre Jacob, que nos dio el pozo, y de él bebieron él y sus hijos y sus ganados?» 13 Jesús le respondió: «Todo el que beba de esta agua, volverá a tener sed; 14 pero el que beba del agua que yo le dé, no tendrá sed jamás, sino que el agua que yo le dé se convertirá en él en fuente de agua que brota para vida eterna.» 15 Le dice la mujer: «Señor, dame de esa agua, para que no tenga más sed y no tenga que venir aquí a sacarla.» 16 El le dice: «Vete, llama a tu marido y vuelve acá.» 17 Respondió la mujer: «No tengo marido.» Jesús le dice: «Bien has dicho que no tienes marido, 18 porque has tenido cinco maridos y el que ahora tienes no es marido tuyo; en eso has dicho la verdad.» 19 Le dice la mujer: «Señor, veo que eres un profeta. 20 Nuestros padres adoraron en este monte y vosotros decís que en Jerusalén es el lugar donde se debe adorar.» 21 Jesús le dice: «Créeme, mujer, que llega la hora en que, ni en este monte, ni en Jerusalén adoraréis al Padre. 22 Vosotros adoráis lo que no conocéis; nosotros adoramos lo que conocemos, porque la salvación viene de los judíos. 23 Pero llega la hora (ya estamos en ella) en que los adoradores verdaderos adorarán al Padre en espíritu y en verdad, porque así quiere el Padre que sean los que le adoren. 24 Dios es espíritu, y los que adoran, deben adorar en espíritu y verdad.» 25 Le dice la mujer: «Sé que va a venir el Mesías, el llamado Cristo. Cuando venga, nos lo explicará todo.» 26 Jesús le dice: «Yo soy, el que te está hablando.» 27 En esto llegaron sus discípulos y se sorprendían de que hablara con una mujer. Pero nadie le dijo: «¿Qué quieres?» o «¿Qué hablas con ella?» 28 La mujer, dejando su cántaro, corrió a la ciudad y dijo a la gente: 29 «Venid a ver a un hombre que me ha dicho todo lo que he hecho. ¿No será el Cristo?» 30 Salieron de la ciudad e iban donde él. 31 Entretanto, los discípulos le insistían diciendo: «Rabbí, come.» 32 Pero él les dijo: «Yo tengo para comer un alimento que vosotros no sabéis.» 33 Los discípulos se decían unos a otros: «¿Le habrá traído alguien de comer?» 34 Les dice Jesús: «Mi alimento es hacer la voluntad del que me ha enviado y llevar a cabo su obra. 35 ¿No decís vosotros: Cuatro meses más y llega la siega? Pues bien, yo os digo: Alzad vuestros ojos y ved los campos, que blanquean ya para la siega. Ya 36 el segador recibe el salario, y recoge fruto para vida eterna, de modo que el sembrador se alegra igual que el segador. 37 Porque en esto resulta verdadero el refrán de que uno es el sembrador y otro el segador: 38 yo os he enviado a segar donde vosotros no os habéis fatigado. Otros se fatigaron y vosotros os aprovecháis de su fatiga.» 39 Muchos samaritanos de aquella ciudad creyeron en él por las palabras de la mujer que atestiguaba: «Me ha dicho todo lo que he hecho.» 40 Cuando llegaron donde él los samaritanos, le rogaron que se quedara con ellos. Y se quedó allí dos días. 41 Y fueron muchos más los que creyeron por sus palabras, 42 y decían a la mujer: «Ya no creemos por tus palabras; que nosotros mismos hemos oído y sabemos que éste es verdaderamente el Salvador del mundo.»

...PALABRA DEL SEÑOR....                                           ...GLORIA A TÍ SEÑOR JESÚS.

 COMENTARIO:**

Yo le dije a la mujer samaritana que aquellos que beben del agua que Yo les ofrezco nunca mas sentirán sed. Y de verdad lo que Yo estoy ofreciendo es el espíritu viviente para que ustedes puedan beber y nunca mas sentir sed.

Mis palabras son espíritu y verdad, mi comida en la tierra fue hacer la voluntad de mi Padre Celestial, y Yo les invito a que coman de la comida espiritual que Yo he preparado para sus almas.

Dios es espíritu, y aquellos que le adoran tienen que adorar en espíritu y en verdad, Yo he venido a enseñarles cosas espirituales, para que aprendan mas acerca del espíritu, puesto que ustedes están destinados a dejar la carne para entrar en cuerpos espirituales por toda la eternidad.


El agua viviente que Yo doy se vuelve una fuente que suple pureza y vida al espíritu sediento. Aquellos que beben de mi espíritu reciben el fuego de mi amor, sienten el hambre y la sed del alma, la cual solo se puede satisfacer con mi propia carne y sangre.

Tal como mi comida fue hacer la voluntad del Padre Celestial, su voluntad para ustedes es que me acepten como su Hijo Divino y como su Señor y Amo. Él me ha confiado todas la creación. Yo he provisto los medios para sostener sus almas y para prepararlas para el cielo a través del Sacramento de la Sagrada Eucaristía. Al comer mi carne y beber mi sangre, sus almas reciben la nutrición que necesitan para ser puras y santas, al recibir las aguas vivientes de mi espíritu, sus almas viven refrescadas y fragantes hasta el tiempo de su partida de esta vida.

Dios es espíritu y el Padre de todos los espíritus. Ustedes son carne y sangre, alma y espíritu. Como seres humanos, ustedes son cuerpos con una mente, almas con un espíritu.

Tal como ustedes no pueden ver sus mentes pero saben que tienen una, sus almas son cuerpos eternos que han recibido el aliento de Dios y son parte de ustedes. El alma tiene una parte superior que es el espíritu, el espíritu solo puede tomar vida de Mí para que ustedes se puedan volver hijos de Dios.

Yo he venido a despertar sus almas y espíritus, he venido a proveer la comida y bebida para la vida de sus almas aquí en la tierra, y para aquellos que responden mi llamado, Yo los resucitaré el ultimo día y les daré el regalo de la vida eterna.

Yo le mostré muy amablemente a la mujer samaritana que ella estaba viviendo una vida de pecado, la invité a ser purificada en las aguas vivientes de la Gracia. Ella me aceptó como su Señor y Salvador y su vida empezó a cambiar inmediatamente. Ella se sintió llamada a compartir las buenas noticias con sus vecinos y a testificar de que Yo era realmente el Mesías de Dios.

Cuando ustedes dejan la vida del pecado, Yo les doy mi Espíritu Santo. Él comienza a arder dentro de ustedes dándoles la sabiduría para aceptar y desear mi Palabra. Cuando ustedes dejan atrás el mundo y se concentran mas en las cosas celestiales, ustedes se vuelven más espirituales, y entonces a través de una vida de oración y de deseo de Dios, comienzan a entender como adorar a Dios en espíritu y en verdad. Mi deseo es de que cambien su vida por una vida mas espiritual para que puedan verdaderamente vivir mis palabras. Síganme!

.......... Ayuda nuestro apostolado, comprando esta hermosa collección. enlace
Recibido by: José de Jesús y María

................................................................................................................................
*    http://www.aciprensa.com/calendario/
**  http://www.theworkofgod.org/theworkofgod/evangelios/evangelio.htm
     http://wwwlabuendia.blogspot.com/
     https://www.facebook.com/la.buendiaberrio

26 de MARZO de 2017: 4to. Domingo del Tiempo de Cuaresma.  Juan: 9, 1 - 41