martes, 31 de enero de 2017

domingo, 29 de enero de 2017

TIEMPOS DEL AÑO LITÚRGICO*


El Año litúrgico está  formado por distintos tiempos litúrgicos. Estos son tiempos en los que la Iglesia nos invita a reflexionar  y a vivir de acuerdo con alguno de los misterios de la vida de Cristo. Comienza por el ADVIENTO, luego viene la NAVIDAD, Epifanía, PRIMER TIEMPO ORDINARIO, TIEMPO DE CUARESMA - SEMANA SANTA - PASCUA, TIEMPO PASCUAL, Pentecostés, SEGUNDO TIEMPO ORDINARIO y termina con la fiesta de Cristo Rey.


En cada tiempo litúrgico, el sacerdote se reviste con casulla de diferentes colores:
Blanco significa alegría y pureza. Se utiliza en el tiempo de Navidad y de Pascua
Verde significa esperanza. Se utiliza en el tiempo ordinario
Morado significa luto y penitencia. Se usa en Adviento, Cuaresma y Semana Santa
Rojo significa el fuego del Espíritu Santo y el martirio. Se utiliza en las fiestas de los santos mártires y en Pentecostés.

El Tiempo  de  
ADVIENTO* es tiempo de espera para el nacimiento de Dios en el mundo. Es recordar a Cristo que nació en Belén y que vendrá nuevamente como Rey al final de los tiempos. Es un tiempo de cambio y de oración para comprometernos con Cristo y esperarlo con alegría. Es preparar el camino hacia la Navidad. Este tiempo litúrgico consta de las cuatro semanas que preceden al 25 de diciembre, abarcando los cuatro domingos de Adviento.

Al terminar el Adviento, comienza el Tiempo de
NAVIDAD*, que va desde la Navidad o Nacimiento, que se celebra el 25 de diciembre y nos recuerda que Dios vino a este mundo para salvarnos.

La
Epifanía se celebra cada 6 de enero y nos recuerda la manifestación pública de Dios a todos los hombres. En Colombia concluye el Tiempo de Navidad con la celebración del Bautismo de Jesús, el domingo siguiente a la celebración de la Epifanía.

El Primer TIEMPO ORDINARIO es el que va de la fiesta de la Epifanía hasta inicio de
Cuaresma*. En el Primer y Segundo tiempo ordinario del Año litúrgico, no se celebra ningún aspecto concreto del misterio de Cristo. En ambos tiempos se profundizan los distintos momentos históricos de la vida de Cristo para adentrarnos en la historia de la Salvación.

TIEMPO DE CUARESMA*
La Cuaresma comienza con el Miércoles de Ceniza y se prolonga durante los cuarenta días anteriores al Triduo Pascual. Es tiempo de preparación para la Pascua o Paso del Señor. Es un tiempo de oración, penitencia y ayuno. Es tiempo para la conversión del corazón.

La
SEMANA SANTA* comienza con el Domingo de Ramos y termina con el Domingo de Resurrección. En el Triduo Pascual se recuerda y se vive junto con Cristo su Pasión, Muerte y Resurrección.

TIEMPO DE PASCUA
El Domingo de Pascua es la mayor fiesta de la Iglesia, en la que se celebra la Resurrección de Jesús. Es el triunfo definitivo del Señor sobre la muerte y primicia de nuestra resurrección.

El TIEMPO DE PASCUA
Es tiempo de paz, alegría y esperanza. Dura cincuenta días, desde el Domingo de Resurrección hasta Pentecostés, que es la celebración de la venida del Espíritu Santo sobre los apóstoles. En esta fiesta se trata de abrir el corazón a los dones del Espíritu Santo.
En el Tiempo Pascual se vive la Pascua, Ascensión y Pentecostés en 50 días. Se celebra el gran domingo: “Ha muerto, vive, ¡Ven Señor Jesús!
Segundo TIEMPO ORDINARIO
Después de Pentecostés sigue el Segundo tiempo ordinario del año litúrgico que termina con la Fiesta de Cristo Rey.

El eje del Año litúrgico es la Pascua. Los tiempos fuertes de oración son el Adviento y la Cuaresma.

Durante el Adviento, Navidad y Epifanía se revive la espera gozosa del Mesías en la Encarnación. Hay una preparación para la venida del Señor al final de los tiempos: “Vino, viene y volverá”.
En la Cuaresma, se revive la marcha de Israel por el desierto y la subida de Jesús a Jerusalén. Se vive el misterio de la Muerte y Resurrección de Cristo: “Conversión y meditación de la palabra de Dios”.
En los tiempos ordinarios, la Iglesia sigue construyendo el Reino de Cristo movida por el Espíritu y alimentada por la Palabra: “El Espíritu hace de la Iglesia el cuerpo de Cristo hoy ”.

……………………………………………………………………………….
*http://es.catholic.net/celebraciones/

5 de febrero de 2017: 05 Domingo del Tiempo Ordinario*

Liturgia de las Horas: 1ra. Semana del Salterio
 
Color: Verde

Santos: Santa Águeda, Virgen y Mártir



LECTURAS DE LA LITÚRGIA:



LECTURA DEL LIBRO DEL PROFETA ISAÍAS: Is. 58: 7 - 10  
7 ¿No será partir al hambriento tu pan, y a los pobres sin hogar recibir en casa? ¿Que cuando veas a un desnudo le cubras, y de tu semejante no te apartes? 8 Entonces brotará tu luz como la aurora, y tu herida se curará rápidamente. Te precederá tu justicia, la gloria de Yahveh te seguirá. 9 Entonces clamarás, y Yahveh te responderá, pedirás socorro, y dirá: «Aquí estoy.» Si apartas de ti todo yugo, no apuntas con el dedo y no hablas maldad, 10 repartes al hambriento tu pan, y al alma afligida dejas saciada, resplandecerá en las tinieblas tu luz, y lo oscuro de ti será como mediodía.
...PALABRA DE DIOS...


SALMO RESPONSORIAL: Sal. 112: 4 - 9  


 V/. El justo brilla en las tinieblas como una luz.

 R/. El justo brilla en las tinieblas como una luz.
 
4 En las tinieblas brilla, como luz de los rectos, tierno, clemente y justo. 5 Feliz el hombre que se apiada y presta, y arregla rectamente sus asuntos.

 R/. El justo brilla en las tinieblas como una luz.


6 No, no será conmovido jamás, en memoria eterna permanece el justo; 7 no tiene que temer noticias malas, firme es su corazón, en Yahveh confiado.

 R/. El justo brilla en las tinieblas como una luz.


8 Seguro está su corazón, no teme: al fin desafiará a sus adversarios. 9 Con largueza da a los pobres; su justicia por siempre permanece, su frente se levanta con honor.


 R/. El justo brilla en las tinieblas como una luz.

 

LECTURA DE LA 1ra. CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS CORINTIOS: I Co. 2: 1 - 5
  1 Pues yo, hermanos, cuando fui a vosotros, no fui con el prestigio de la palabra o de la sabiduría a anunciaros el misterio de Dios, 2 pues no quise saber entre vosotros sino a Jesucristo, y éste crucificado. 3 Y me presenté ante vosotros débil, tímido y tembloroso. 4 Y mi palabra y mi predicación no tuvieron nada de los persuasivos discursos de la sabiduría, sino que fueron una demostración del Espíritu y del poder 5 para que vuestra fe se fundase, no en sabiduría de hombres, sino en el poder de Dios.
...PALABRA DE DIOS...




EVANGELIO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO SEGÚN SAN MATEO: Mt. 5: 13 - 16  

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

13  «Vosotros sois la sal de la tierra. Mas si la sal se desvirtúa, ¿con qué se la salará? Ya no sirve para nada más que para ser tirada afuera y pisoteada por los hombres. 14 «Vosotros sois la luz del mundo. No puede ocultarse una ciudad situada en la cima de un monte. 15 Ni tampoco se enciende una lámpara y la ponen debajo del celemín, sino sobre el candelero, para que alumbre a todos los que están en la casa. 16 Brille así vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.
 ...PALABRA DEL SEÑOR...

COMENTARIO:** 

Ustedes son la sal de la tierra. Ustedes que creen en mi han sido seleccionados por una gracia especial para ser mis seguidores, discípulos y apóstoles.

Yo les llamo sal porque comparten las propiedades de la sal. La comida sin sal no sabe lo mismo. La sal tiene propiedades curativas que matan la bacteria y promueven la sanación de las heridas. En otros tiempos cuando no existían los refrigeradores, la sal se usaba para preservar las comidas.

Yo vine al mundo a sanar; Yo soy el Dios que les sana. Además de sanar a los enfermos de sus heridas físicas, yo vine a sanar las heridas del pecado. El principal propósito de mi sanación es el de preservar el alma de la putrefacción causada por el pecado y de preservarla para el momento de la resurrección cuando será vestida con las vestiduras de luz que duran para toda la eternidad.

Ustedes han sido invitados a compartir en mis poderes y a sanar a los enfermos también. Recuerden mis palabras (Juan 14:12) En verdad, en verdad les digo, aquel que cree en mí, hará las mismas cosas que yo hago y aún más grandes, porque yo voy a mi Padre. Estos signos le acompañarán a los verdaderos creyentes (Marcos 16:17-18): En mi nombre podrán arrojar fuera espíritus malignos, rezar por los enfermos quienes se sanarán, también podrán hablar en nuevas lenguas. (Juan 15:7) Si tu crees en mí, y mis palabras viven en ti, pide cualquier cosa que desees y así se hará para ti.

Creer en mí te da el gran poder de la fe, capaz de tocar mi voluntad y obtener mejores resultados en tus oraciones. Aquel que cree en mis palabras y las acepta como la Palabra de Dios, podrá rezar por milagros. Yo paré la tormenta y caminé sobre el agua, demostrando así mi poder sobre los elementos; curé a los enfermos y resucité los muertos, mostrando de esa manera que nada es imposible para Dios. Reza con fe.

Yo soy la Luz del mundo; si tu me sigues no caminarás en la oscuridad, si tu me amas serás llenado de mi luz y te volverás la luz del mundo. Mi luz en mi propia santidad, la cual quiero compartir con todos. Sé santo como Yo soy santo, sé perfecto como tu Padre Celestial es perfecto.

Te invito a que te vuelvas mi corazón, lleno de amor y compasión por todos los que me necesitan. Te invito a que te vuelvas mis manos; para que las estires alrededor del mundo y le des el consuelo que necesita. Te invito a que te vuelvas mis pies para que camines conmigo en busca de almas. Te invito a que te vuelvas mis ojos, siempre buscando a los necesitados para llevarles mi misericordia infinita.

Vuélvete como Yo, vuélvete otro Cristo, transfigúrate en mi luz para que tu también puedas hacer mi trabajo de salvación. No hay tiempo que perder.

Tu puedes ser un trabajador de milagros si estas dispuesto a ser la sal de la tierra y la luz del mundo. Abre tu corazón y dime que quieres aceptar mi ofrecimiento, cree en mis palabras y permíteles hacer una nueva creación en ti, un nuevo ser lleno de mi luz, quien estará muy feliz de esparcir mi reino.

.......... Ayuda nuestro apostolado, comprando esta hermosa collección. enlace
Recibido by: José de Jesús y María
....................................................................................................................
*    http://www.aciprensa.com/calendario/
**   http://www.theworkofgod.org/theworkofgod/evangelios/evangelio.htm
      http://wwwlabuendia.blogspot.com/
      https://www.facebook.com/la.buendiaberrio
 12 de FEBRERO de 2017: 06 Domingo del tiempo Ordinario.  Mateo:  5, 17 -37






lunes, 23 de enero de 2017

TIPOS DE ORACIÓN*



¿QUÉ ES ORAR?
Orar es hablar con Dios, y que para hablar con Él no hay que pedirle hora o una cita especial, esto es,  que lo podemos hacer en cualquier instante y donde estemos, hagamos siempre de este diálogo algo sencillo.
Muchas veces, no sabemos que o como orar, porque no nos damos cuenta que hablar con Dios es como hablar con nuestro papa, del mismo modo como lo puede hacer cualquier hijo. Entonces orar es darle a conocer a Dios nuestras preocupaciones, contarle las cosa buenas que hemos decidido hacer y pedirle todo lo que sea necesario para caminar hacia la santidad. Por todas esas cosas, también orar es alabar al Señor, agradeciendo todo lo bueno que es con nosotros.

TIPOS DE ORACIÓN

Oración de Alabanza. Oración de Adoración. Oración de Reflexión. Oración de Intercesión. Oración de Rogativa. Oración de Ayuno. Oración de Reflexión. Oración de Meditación. Oración de Exaltación. Oración de Liberación Oración de Sanción. Oración de Petición. Oración de Perdón (Penitencial). Acción de Gracias, Oración de Bendición entre otras.
La oración es una comunicación con Dios en cualquiera de sus manifestaciones: como Padre, Hijo o Espíritu Santo, siendo este un dialogo continuo, o una comunicación.

En una asamblea de oración intervienen diferentes tipos de oración:

1.- ORACIÓN DE ALABANZA
Es aquella que se hace dentro de la asamblea en el cual se alaba a Dios por ser Dios. Diciéndole, "Que grande eres, maravilloso eres, bendito sea tu nombre, glorificado seas, el rey de reyes y Señor de Señores", etc.

2.- ORACIÓN DE REFLEXIÓN

Es aquella que se hace a veces después de un tema, o haciendo que la persona reflexione sobre algo específico. Ejemplo “Mis hermanos, después de escuchar el tema del pecado, piensa tú y reflexiona, que es lo que tú tienes que cambiar, el Señor te trajo y preparo esto para ti porque quiere tu conversión”….

3.- ORACIÓN DE MEDITACIÓN
Aquí, es cuando se deja a la persona que piense por si sola sobre la reflexión, algunas veces se deja a la persona en silencio o con un canto con ese mensaje especifico. Tal vez se le diga “vete  afuera y medita personalmente”.

4.- ORACIÓN DE INTERCESIÓN
La intercesión es pedirle a Dios por el bien de una persona y para evitarle algún mal a la persona, la intercesión esta con que yo le pido a Dios por esa persona. Jesús mismo intercede por su pueblo, estando junto al huerto la noche de ser entregado le dijo a su padre Dios “te pido por aquellos que tú me diste”. Aquí vemos la intercesión de Jesús. La intercesión de María estuvo en las bodas de cana de Galilea cuando la gente se le acerco a decirle que se había acabado el vino, a lo que María fue y le dijo a Jesús “Hijo el vino se les a acabado”.

5.- ADORACIÓN
La adoración va más allá de la oración. Cuando uno adora es porque el corazón está rebosando por el enamoramiento hacia Dios. Por lo tanto la adoración es una actitud de postrarse ante Dios, como respeto que nace del corazón enamorado hacia Él. La persona que adora tiene actitud más que de alabancero es de adoración hacia Él.  Jesús mismo le dice a la samaritana que el Padre “busca adoradores en espíritu y en verdad”.

6.- EXALTACIÓN
Es la oración en donde más que una alabanza, es aclamar, es proclamar la grandeza, señorío, y todo lo relacionado con su poder.

7.- ORACIÓN DE PETICIÓN
Es la oración hecha a Jesús para nosotros. Es pedirle a Jesús algo. Esta oración es para mí. Jesús “Necesito que me ayudes, o necesito que me des tu Espíritu. En la oración de intercesión se pide también pero para otra persona.

8.- ORACIÓN EN SILENCIO
También en el silencio se encuentra a Dios. En la oración cuando surge el silencio, es porque el corazón ya consolado por Dios se queda inmune o mudo ante su presencia. Es donde Dios muchas veces habla y su siervo escucha.

9.- ORACIÓN DE SANACIÓN

- Interior: Es la sanación del alma y corazón, ya sea por un recuerdo o un daño que tengamos nosotros y que solamente Dios puede penetrar hasta lo más íntimo de nosotros. Entonces es Dios mismo el que penetra a través de su Espíritu Santo y empieza a actuar.

- Física: es la sanción hecha para recobrar algo físicamente malo. Aquí hablamos desde un ciego, un mudo, un inválido, etc.

- Liberación: es la oración hecha para quitar o sacar algo que nos ata hacia un mal o pecado.
……………………………………………………………………………………………………………
http://nuevopentecostes-rcc.blogspot.com.co/2008/03/tipos-de-oracion.html