domingo, 28 de febrero de 2016

¿QUÉ ES ORAR?



 wwwlabuendia.blogspot.com/          28 febrero 2 016

¿QUÉ ES ORAR?
Orar es hablar con Dios, y que para hablar con Él no hay que pedirle hora o una cita especial, esto es,  que lo podemos hacer en cualquier instante y donde estemos, hagamos siempre de este diálogo algo sencillo.
Muchas veces, no sabemos que o como orar, porque no nos damos cuenta que hablar con Dios es como hablar con nuestro papa, del mismo modo como lo puede hacer cualquier hijo. Entonces orar es darle a conocer a Dios nuestras preocupaciones, contarle las cosa buenas que hemos decidido hacer y pedirle todo lo que sea necesario para caminar hacia la santidad. Por todas esas cosas, también orar es alabar al Señor, agradeciendo todo lo bueno que es con nosotros.

Oración de Alabanza. Oración de Adoración. Oración de Reflexión. Oración de Intercesión. Oración de Rogativa. Oración de Ayuno. Oración de Reflexión. Oración de Meditación. Oración de Exaltación. Oración de Liberación Oración de Sanción. Oración de Petición. Oración de Perdón (Penitencial). Acción de Gracias, Oración de Bendición entre otras.
La oración es una comunicación con Dios en cualquiera de sus manifestaciones: como Padre, Hijo o Espíritu Santo, siendo este un dialogo continuo, o una comunicación.

En una asamblea de oración intervienen diferentes tipos de oración:

1.- ORACIÓN DE ALABANZA
Es aquella que se hace dentro de la asamblea en el cual se alaba a Dios por ser Dios. Diciéndole, "Que grande eres, maravilloso eres, bendito sea tu nombre, glorificado seas, el rey de reyes y Señor de Señores", etc.

2.- ORACIÓN DE REFLEXIÓN

Es aquella que se hace a veces después de un tema, o haciendo que la persona reflexione sobre algo específico. Ejemplo “Mis hermanos, después de escuchar el tema del pecado, piensa tú y reflexiona, que es lo que tú tienes que cambiar, el Señor te trajo y preparo esto para ti porque quiere tu conversión”….

3.- ORACIÓN DE MEDITACIÓN
Aquí, es cuando se deja a la persona que piense por si sola sobre la reflexión, algunas veces se deja a la persona en silencio o con un canto con ese mensaje especifico. Tal vez se le diga “vete  afuera y medita personalmente”.

4.- ORACIÓN DE INTERCESIÓN
La intercesión es pedirle a Dios por el bien de una persona y para evitarle algún mal a la persona, la intercesión esta con que yo le pido a Dios por esa persona. Jesús mismo intercede por su pueblo, estando junto al huerto la noche de ser entregado le dijo a su padre Dios “te pido por aquellos que tú me diste”. Aquí vemos la intercesión de Jesús. La intercesión de María estuvo en las bodas de cana de Galilea cuando la gente se le acerco a decirle que se había acabado el vino, a lo que María fue y le dijo a Jesús “Hijo el vino se les a acabado”.

5.- ADORACIÓN
La adoración va más allá de la oración. Cuando uno adora es porque el corazón está rebosando por el enamoramiento hacia Dios. Por lo tanto la adoración es una actitud de postrarse ante Dios, como respeto que nace del corazón enamorado hacia Él. La persona que adora tiene actitud más que de alabancero es de adoración hacia Él.  Jesús mismo le dice a la samaritana que el Padre “busca adoradores en espíritu y en verdad”.

6.- EXALTACIÓN
Es la oración en donde más que una alabanza, es aclamar, es proclamar la grandeza, señorío, y todo lo relacionado con su poder.

7.- ORACIÓN DE PETICIÓN
Es la oración hecha a Jesús para nosotros. Es pedirle a Jesús algo. Esta oración es para mí. Jesús “Necesito que me ayudes, o necesito que me des tu Espíritu. En la oración de intercesión se pide también pero para otra persona.

8.- ORACIÓN EN SILENCIO
También en el silencio se encuentra a Dios. En la oración cuando surge el silencio, es porque el corazón ya consolado por Dios se queda inmune o mudo ante su presencia. Es donde Dios muchas veces habla y su siervo escucha.

9.- ORACIÓN DE SANACIÓN

- Interior: Es la sanación del alma y corazón, ya sea por un recuerdo o un daño que tengamos nosotros y que solamente Dios puede penetrar hasta lo más íntimo de nosotros. Entonces es Dios mismo el que penetra a través de su Espíritu Santo y empieza a actuar.

- Física: es la sanción hecha para recobrar algo físicamente malo. Aquí hablamos desde un ciego, un mudo, un inválido, etc.

- Liberación: es la oración hecha para quitar o sacar algo que nos ata hacia un mal o pecado.

lunes, 1 de febrero de 2016

TIEMPOS DEL AÑO LITÚRGICO

El Año litúrgico está  formado por distintos tiempos litúrgicos. Estos son tiempos en los que la Iglesia nos invita a reflexionar  y a vivir de acuerdo con alguno de los misterios de la vida de Cristo. Comienza por el ADVIENTO, luego viene la NAVIDAD, Epifanía, PRIMER TIEMPO ORDINARIO, TIEMPO DE CUARESMA - SEMANA SANTA - PASCUA, TIEMPO PASCUAL, Pentecostés, SEGUNDO TIEMPO ORDINARIO y termina con la fiesta de Cristo Rey.
En cada tiempo litúrgico, el sacerdote se reviste con casulla de diferentes colores: Blanco significa alegría y pureza. Se utiliza en el tiempo de Navidad y de Pascua Verde significa esperanza. Se utiliza en el tiempo ordinarioMorado significa luto y penitencia. Se usa en Adviento, Cuaresma y Semana Santa Rojo significa el fuego del Espíritu Santo y el martirio. Se utiliza en las fiestas de los santos mártires y en Pentecostés.
El Tiempo  de ADVIENTO* es tiempo de espera para el nacimiento de Dios en el mundo. Es recordar a Cristo que nació en Belén y que vendrá nuevamente como Rey al final de los tiempos. Es un tiempo de cambio y de oración para comprometernos con Cristo y esperarlo con alegría. Es preparar el camino hacia la Navidad. Este tiempo litúrgico consta de las cuatro semanas que preceden al 25 de diciembre, abarcando los cuatro domingos de Adviento.

Al terminar el Adviento, comienza el
Tiempo de NAVIDAD** 
que va desde la Navidad o Nacimiento, que se celebra el 25 de diciembre y nos recuerda que Dios vino a este mundo para salvarnos.

La Epifanía
se celebra cada 6 de enero y nos recuerda la manifestación pública de Dios a todos los hombres. En Colombia concluye el Tiempo de Navidad con la celebración del Bautismo de Jesús, el domingo siguiente a la celebración de la Epifanía.

El Primer TIEMPO ORDINARIO* es el que va de la fiesta de la Epifanía hasta inicio de Cuaresma*. En el Primer y Segundo tiempo ordinario del Año litúrgico, no se celebra ningún aspecto concreto del misterio de Cristo. En ambos tiempos se profundizan los distintos momentos históricos de la vida de Cristo para adentrarnos en la historia de la Salvación.


TEMPO DE CUARESMA*
La Cuaresma comienza con el Miércoles de Ceniza y se prolonga durante los cuarenta días anteriores al Triduo Pascual. Es tiempo de preparación para la Pascua o Paso del Señor. Es un tiempo de oración, penitencia y ayuno. Es tiempo para la conversión del corazón.

La
SEMANA SANTA* comienza con el Domingo de Ramos y termina con el Domingo de Resurrección. En el Triduo Pascual se recuerda y se vive junto con Cristo su Pasión, Muerte y Resurrección.

TIEMPO DE PASCUA
El Domingo de Pascua es la mayor fiesta de la Iglesia, en la que se celebra la Resurrección de Jesús. Es el triunfo definitivo del Señor sobre la muerte y primicia de nuestra resurrección.

El Tiempo de Pascua
es tiempo de paz, alegría y esperanza. Dura cincuenta días, desde el Domingo de Resurrección hasta Pentecostés, que es la celebración de la venida del Espíritu Santo sobre los apóstoles. En esta fiesta se trata de abrir el corazón a los dones del Espíritu Santo. 

En el Tiempo Pascual se vive la Pascua, Ascensión y Pentecostés en 50 días. Se celebra el gran domingo: “Ha muerto, vive, ¡Ven Señor Jesús! 
Segundo TIEMPO ORDINARIO
Después de Pentecostés sigue el Segundo tiempo ordinario del año litúrgico que termina con la
Fiesta de Cristo Rey.

El eje del Año litúrgico es la Pascua. Los tiempos fuertes de oración son el Adviento y la Cuaresma.

Durante el Adviento, Navidad y Epifanía se revive la espera gozosa del Mesías en la Encarnación. Hay una preparación para la venida del Señor al final de los tiempos: “Vino, viene y volverá”.
En la Cuaresma, se revive la marcha de Israel por el desierto y la subida de Jesús a Jerusalén. Se vive el misterio de la Muerte y Resurrección de Cristo: “Conversión y meditación de la palabra de Dios”.
En los tiempos ordinarios, la Iglesia sigue construyendo el Reino de Cristo movida por el Espíritu y alimentada por la Palabra: “El Espíritu hace de la Iglesia el cuerpo de Cristo hoy ”.


………………………………………………………………………………………….
*http://es.catholic.net/celebraciones/