lunes, 26 de enero de 2015

ORACIÓN Y TIPOS DE ORACIÓN


¿QUÉ ES ORAR?*


"La oración es una conversación o coloquio con Dios" (San Gregorio Niceno).
"La oración es hablar con Dios" (San Juan Crisóstomo).  
Papa

"La oración es la elevación de la mente a Dios" (San Juan Damasceno).

El Catecismo de la Iglesia Católica da también la definición de Sta. Teresita del Niño Jesús: "Para mí, la oración es un impulso del corazón, una sencilla mirada lanzada hacia el cielo, un grito de reconocimiento y de amor tanto desde dentro de la prueba como desde dentro de la alegría" (CIC #2558)

"Oración es tratar de amistad, estando muchas veces tratando a solas con Quien sabemos nos ama" (Sta. Teresa de Jesús).

“La oración no es otra cosa que la unión con Dios” (San Juan María Vianney).

“Toda oración cristiana es una elevación del alma hacia Jesús para ser atraídos por El.  Pero esto puede tomar formas extremadamente diversas, desde la simple oración de petición hasta el deseo ardiente de que el Amor de Cristo tome posesión de nuestro corazón (Padre Marie Dominique Philippe).

“La oración es un tiempo que dedicamos a amar al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.  Es un tiempo para Dios; no debo regateárselo, usándolo para otra cosa.  Ese tiempo debe ser “perdido”  para el Señor!(Padre Marie Dominique Philippe).

“Orar no significa sólo que podemos decir a Dios todo lo que nos agobia.  Orar significa también callar y escuchar lo que Dios nos quiere decir”  (Juan Pablo II).

“La oración no es sólo, ni principalmente obra de la persona:  es más obra de Dios, que acción nuestra  (Juan Pablo II).

Madre Teresa
“Orar es ver el mundo con los ojos de Dios” (Beata Teresa de Calcuta).
Sin embargo, la oración es mayormente una actividad sobrenatural. No es sólo, ni principalmente obra del hombre: es más obra de Dios, que acción nuestra.


 http://www.homilia.org/oracion/1QueEsOrar2.htm

Tipos de Oración**

Oración de Alabanza
Oración de Adoración
Oración de Reflexión
Oración de Intercesión
Oración de Rogativa
Oración de Ayuno
Oración de Reflexión
Oración de Meditación
Oración de Exaltación
Oración de Liberación
Oración de Sanción   
Oración de Petición
Oración de Perdón (Penitencial)

La oración es una comunicación con Dios padre, siendo este un dialogo continuo, o una comunicación. La diferencia entre rezar y la oración está en que el rezo son letras ya establecidas o escritas, como el ave María, el yo confieso, etc. Y la oración es un dialogo sin tener algo escrito, entonces el rezo es leer y la oración hablar con alguien. Una Jaculatoria son rezos pequeños, como ejemplo el Ángelus.


En una asamblea de oración intervienen diferentes tipos de oración:

1.- Oración de alabanza
Es aquella que se hace dentro de la asamblea en el cual se alaba a Dios por ser Dios. Diciéndole, "Que grande eres, maravilloso eres, bendito sea tu nombre, glorificado seas, el rey de reyes y Señor de Señores", etc.

2.- Oración de reflexión
Es aquella que se hace a veces después de un tema, o haciendo que la persona reflexione sobre algo específico. Ejemplo “ Mis hermanos, después de escuchar el tema del pecado, piensa tú y reflexiona, que es lo que tu tienes que cambiar, el Señor te trajo y preparo esto para ti porque quiere tu conversión….

3.- Oración de meditación
Aquí, es cuando se deja a la persona que piense por si sola sobre la reflexión, algunas veces se deja a la persona en silencio o con un canto con ese mensaje especifico. Tal vez se le diga “vete  afuera y medita personalmente”.

4.- Oración de intercesión
La intercesión es pedirle a Dios por el bien de una persona y para evitarle algún mal a la persona, la intercesión esta con que yo le pido a Dios por esa persona. Jesús mismo intercede por su pueblo, estando junto al huerto la noche de ser entregado le dijo a su padre Dios “te pido por aquellos que tú me diste”. Aquí vemos la intercesión de Jesús. La intercesión de María estuvo en las bodas de cana de Galilea cuando la gente se le acerco a decirle que se había acabado el vino, a lo que María fue y le dijo a Jesús “Hijo el vino se les a acabado”.

5.- Adoración
La adoración va más allá de la oración. Cuando uno adora es porque el corazón está rebosando por el enamoramiento hacia Dios. Por lo tanto la adoración es una actitud de postrarse ante Dios, como respeto que nace del corazón enamorado hacia Él. La persona que adora tiene actitud más que de alabancero es de adoración hacia Él.  Jesús mismo le dice a la samaritana que el Padre “busca adoradores en espíritu y en verdad”.

6.- Exaltación
Es la oración en donde más que una alabanza, es aclamar, es proclamar la grandeza, Señorío, y todo lo relacionado con su poder.

7.- Oración de petición
Es la oración hecha a Jesús para nosotros. Es pedirle a Jesús algo. Esta oración es para mi. Jesús “Necesito que me ayudes, o necesito que me des tu Espíritu. En la oración de intercesión se pide también pero para otra persona.

8.- Oración en silencio
También en el silencio se encuentra a Dios. En la oración cuando surge el silencio, es porque el corazón ya consolado por Dios se queda inmune o mudo ante su presencia. Es donde Dios muchas veces habla y su siervo escucha.

9.- Oración de sanción
- Interior: Es la sanación del alma y corazón, ya sea por un recuerdo o un daño que tengamos nosotros y que solamente Dios puede penetrar hasta lo más íntimo de nosotros. entonces es Dios mismo el que penetra a través de su Espíritu Santo y empieza a actuar
- Física: es la sanción hecha para recobrar algo físicamente malo. Aquí hablamos desde un ciego, un mudo, un invalido, etc.
- Liberación: es la oración hecha para quitar o sacar algo que nos ata hacia un mal o pecado


......................................................................................................................................
* http://www.homilia.org/oracion/1QueEsOrar2.htm
**http://nuevopentecostes-rcc.blogspot.com/2008/03/tipos-de-oracion.html

domingo, 25 de enero de 2015

1 de Febrero de 2015: 4º Domingo del Tiempo Ordinario*

Liturgia de las Horas: 4ta. Semana del Salterio


Color: Verde
 
LECTURAS DE LA LITURGIA


DEL LIBRO DEL DEUTERONOMIO: Dt.  18,15-20
"Suscitaré un profeta y pondré mis palabras en su boca"


Moisés habló al pueblo, diciendo: "Un profeta, de entre los tuyos, de entre tus hermanos, como yo, te suscitará el Señor, tu Dios. A él lo escucharéis. Es lo que pediste al Señor, tu Dios, en el Horeb, el día de la asamblea: "No quiero volver a escuchar la voz del Señor, mi Dios, ni quiero ver más ese terrible incendio; no quiero morir." El Señor me respondió: "Tienen razón; suscitaré un profeta de entre sus hermanos, como tú. Pondré mis palabras en su boca, y les dirá lo que yo le mande. A quien no escuche las palabras que pronuncie en mi nombre, yo le pediré cuentas. Y el profeta que tenga la arrogancia de decir en mi nombre lo que yo no le haya mandado, o hable en nombre de dioses extranjeros, ese profeta morirá.""
...PALABRA DE DIOS...

SALMO RESPONSORIAL: 94
 

V/. "Ojalá escuchéis hoy la voz del Señor: "No endurezcáis vuestro corazón.""
R/. "Ojalá escuchéis hoy la voz del Señor: "No endurezcáis vuestro corazón.""

Venid, aclamemos al Señor, / demos vítores a la Roca que nos salva; / entremos a su presencia dándole gracias, / aclamándolo con cantos.

R/. "Ojalá escuchéis hoy la voz del Señor: "No endurezcáis vuestro corazón.""

Entrad, postrémonos por tierra, / bendiciendo al Señor, creador nuestro. / Porque él es nuestro Dios, / y nosotros su pueblo, / el rebaño que él guía. 

R/. "Ojalá escuchéis hoy la voz del Señor: "No endurezcáis vuestro corazón.""

Ojalá escuchéis hoy su voz: / "No endurezcáis el corazón como en Meribá, / como el día de Masá en el desierto; / cuando vuestros padres me pusieron a prueba / y me tentaron, aunque habían visto mis obras." 

R/. "Ojalá escuchéis hoy la voz del Señor: "No endurezcáis vuestro corazón.""


DE LA 1ra. CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS CORINTIOS: I Co. 7, 32-35
"La soltera se preocupa de los asuntos del Señor, consagrándose a ellos"


Hermanos: Quiero que os ahorréis preocupaciones: el soltero se preocupa de los asuntos del Señor, buscando contentar al Señor; en cambio, el casado se preocupa de los asuntos del mundo, buscando contentar a su mujer, y anda dividido. Lo mismo, la mujer sin marido y la soltera se preocupan de los asuntos del Señor, consagrándose a ellos en cuerpo y alma; en cambio, la casada se preocupa de los asuntos del mundo, buscando contentar a su marido. Os digo todo esto para vuestro bien, no para poneros una trampa, sino para induciros a una cosa noble y al trato con el Señor sin preocupaciones.
...PALABRA DE DIOS...


EVANGELIO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO SEGÚN SAN MARCOS: Mc. 1, 21-28
"Enseñaba con autoridad"


En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos entraron en Cafarnaún, y cuando el sábado siguiente fue a la sinagoga a enseñar, se quedaron asombrados de su doctrina, porque no enseñaba como los escribas, sino con autoridad. Estaba precisamente en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu inmundo, y se puso a gritar: "¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido a acabar con nosotros? Sé quién eres: el Santo de Dios." Jesús le increpó: "Cállate y sal de él." El espíritu inmundo lo retorció y, dando un grito muy fuerte, salió. Todos se preguntaron estupefactos: "¿Qué es esto? Este enseñar con autoridad es nuevo. Hasta a los espíritus inmundos les manda y le obedecen." Su fama se extendió en seguida por todas partes, alcanzando la comarca entera de Galilea.
...PALABRA DEL SEÑOR...

COMENTARIO: **

Inspiración del Espíritu Santo - Desde el Sagrado Corazón de Jesús. 

Evangelios explicados por Jesús - Cuarto Domingo en tiempo ordinario Los Escribas y los Fariseos eran las personas dedicadas a las Sagradas Escrituras, eran los maestros de la Ley quienes inspiraban respeto por su sabiduría. Esto sin embargo les hizo muy orgullosos y descuidados hasta el punto de abandonar las verdaderas enseñanzas de Dios a cambio de ritos y palabras hechas por hombres.

Tan pronto como Yo empecé a enseñar en la sinagoga, todos estaban sorprendidos de escuchar lo que escuchaban, de ver lo que veían y de experimentar una presencia que no habían sentido antes.

Ellos no estaban escuchando a otro ser human lleno de pecado y orgullo que estaba mal-usando su autoridad, de repente escucharon palabras directas de la boca de Dios.

Yo vine al mundo con la autoridad de mi propia palabra, una voz que comanda cada vez que habla. Mi palabra tiene el poder de crear. Esta es la voz que cambia la oscuridad a la luz, la muerte a la vida y los pecadores a santos.

Detrás de mis palabras estaba el poder de Dios probando que Yo fui enviado del cielo a este mundo. Yo hablé con la sabiduría de Dios, con una elocuencia nunca antes escuchada que estaba llena de humildad. Yo vine a renovar el mundo.

Mis palabras son vida, por eso Yo los llamo a que las escuchen y las pongan en práctica. Yo les desafío a que cambien, a que se vuelvan como Yo. Yo no forzo a ninguno a que me siga, pero aquellos que me siguen encuentran paz, gozo y vida eterna.

Mis evangelios contienen todas las enseñanzas necesarias para facilitar el cambio requerido en cada alma. Yo hablé con palabras simples, llenas de significado, para que todos me pudieran entender.

Yo no paré allí. Yo sigo llamando a cada uno en el silencio de sus corazones para que me escuchen, para que enmienden sus vidas y vivan de acuerdo a mis deseos.

MI querida alma, Yo te estoy hablando en este momento. No te alejes de mi, no me rechaces. Todo lo que Yo quiero es tu aprecio por lo que Yo estoy haciendo por ti. Por eso detente y medita, reza y abre tu corazón, desea que el Espíritu Santo te hable en tu corazón y tu escucharás mis palabras claramente. No tengas temor, dale una oportunidad al espíritu, no lo bloquees con tu intelecto, vuélvete como un niño y recuéstate sobre mí.

Yo me volví un niño por causa de todos, para que nadie se pudiera sentir inferior a mí. Yo me volví hombre como uno de ustedes, para demostrar mi amor por todos. Yo enseñe muy profundamente con mis palabras.

Ahora te hablo, para que tu puedas escucharme personalmente. Yo morí por tus pecados para que tu puedas confiar en mí, el Señor tu salvador, quien te ama pacientemente.Los Escribas y los Fariseos eran las personas dedicadas a las Sagradas Escrituras, eran los maestros de la Ley quienes inspiraban respeto por su sabiduría. Esto sin embargo les hizo muy orgullosos y descuidados hasta el punto de abandonar las verdaderas enseñanzas de Dios a cambio de ritos y palabras hechas por hombres. Tan pronto como Yo empecé a enseñar en la sinagoga, todos estaban sorprendidos de escuchar lo que escuchaban, de ver lo que veían y de experimentar una presencia que no habían sentido antes. Ellos no estaban escuchando a otro ser human lleno de pecado y orgullo que estaba mal-usando su autoridad, de repente escucharon palabras directas de la boca de Dios. Yo vine al mundo con la autoridad de mi propia palabra, una voz que comanda cada vez que habla. Mi palabra tiene el poder de crear. Esta es la voz que cambia la oscuridad a la luz, la muerte a la vida y los pecadores a santos. Detrás de mis palabras estaba el poder de Dios probando que Yo fui enviado del cielo a este mundo. Yo hablé con la sabiduría de Dios, con una elocuencia nunca antes escuchada que estaba llena de humildad. Yo vine a renovar el mundo. Mis palabras son vida, por eso Yo los llamo a que las escuchen y las pongan en práctica. Yo les desafío a que cambien, a que se vuelvan como Yo. Yo no forzo a ninguno a que me siga, pero aquellos que me siguen encuentran paz, gozo y vida eterna. Mis evangelios contienen todas las enseñanzas necesarias para facilitar el cambio requerido en cada alma. Yo hablé con palabras simples, llenas de significado, para que todos me pudieran entender. Yo no paré allí. Yo sigo llamando a cada uno en el silencio de sus corazones para que me escuchen, para que enmienden sus vidas y vivan de acuerdo a mis deseos. MI querida alma, Yo te estoy hablando en este momento. No te alejes de mi, no me rechaces. Todo lo que Yo quiero es tu aprecio por lo que Yo estoy haciendo por ti. Por eso detente y medita, reza y abre tu corazón, desea que el Espíritu Santo te hable en tu corazón y tu escucharás mis palabras claramente. No tengas temor, dale una oportunidad al espíritu, no lo bloquees con tu intelecto, vuélvete como un niño y recuéstate sobre mí. Yo me volví un niño por causa de todos, para que nadie se pudiera sentir inferior a mí. Yo me volví hombre como uno de ustedes, para demostrar mi amor por todos. Yo enseñe muy profundamente con mis palabras. Ahora te hablo, para que tu puedas escucharme personalmente. Yo morí por tus pecados para que tu puedas confiar en mí, el Señor tu salvador, quien te ama pacientemente........... Ayuda nuestro apostolado, comprando esta hermosa collección. enlace

Recibido by: José de Jesús y María
......................................................

*     http://www.aciprensa.com/calendario/
**    http://www.theworkofgod.org/theworkofgod/evangelios/evangelios.asp?key=156
       http://wwwlabuendia.blogspot.com/
       https://www.facebook.com/la.buendiaberrio

martes, 20 de enero de 2015

TIEMPOS DEL AÑO LITÚRGICO

El Año litúrgico está  formado por distintos tiempos litúrgicos. Estos son tiempos en los que la Iglesia nos invita a reflexionar  y a vivir de acuerdo con alguno de los misterios de la vida de Cristo. Comienza por el ADVIENTO, luego viene la NAVIDAD, Epifanía, PRIMER TIEMPO ORDINARIO, TIEMPO DE CUARESMA - SEMANA SANTA - PASCUA, TIEMPO PASCUAL, Pentecostés, SEGUNDO TIEMPO ORDINARIO y termina con la fiesta de Cristo Rey.

En cada tiempo litúrgico, el sacerdote se reviste con casulla de diferentes colores:

Blanco significa alegría y pureza. Se utiliza en el tiempo de Navidad y de Pascua

Verde significa esperanza. Se utiliza en el tiempo ordinario

Morado significa luto y penitencia. Se usa en Adviento, Cuaresma y Semana Santa

Rojo significa el fuego del Espíritu Santo y el martirio. Se utiliza en las fiestas de los santos mártires y en Pentecostés.

El Tiempo  de  
ADVIENTO es tiempo de espera para el nacimiento de Dios en el mundo. Es recordar a Cristo que nació en Belén y que vendrá nuevamente como Rey al final de los tiempos. Es un tiempo de cambio y de oración para comprometernos con Cristo y esperarlo con alegría. Es preparar el camino hacia la Navidad. Este tiempo litúrgico consta de las cuatro semanas que preceden al 25 de diciembre, abarcando los cuatro domingos de Adviento.

Al terminar el Adviento, comienza el Tiempo de
NAVIDAD, que va desde la Navidad o Nacimiento, que se celebra el 25 de diciembre y nos recuerda que Dios vino a este mundo para salvarnos.

La
Epifanía se celebra cada 6 de enero y nos recuerda la manifestación pública de Dios a todos los hombres. En Colombia concluye el Tiempo de Navidad con la celebración del Bautismo de Jesus, el domingo siguiente a la celebración de la Epifanía.

El Primer TIEMPO ORDINARIO es el que va de la fiesta de la Epifanía hasta inicio de
Cuaresma. En el Primer y Segundo tiempo ordinario del Año litúrgico, no se celebra ningún aspecto concreto del misterio de Cristo. En ambos tiempos se profundizan los distintos momentos históricos de la vida de Cristo para adentrarnos en la historia de la Salvación.

TEMPO DE CUARESMA
La Cuaresma comienza con el Miércoles de Ceniza y se prolonga durante los cuarenta días anteriores al Triduo Pascual. Es tiempo de preparación para la Pascua o Paso del Señor. Es un tiempo de oración, penitencia y ayuno. Es tiempo para la conversión del corazón.

La
SEMANA SANTA comienza con el Domingo de Ramos y termina con el Domingo de Resurrección. En el Triduo Pascual se recuerda y se vive junto con Cristo su Pasión, Muerte y Resurrección.


DOMINGO DE PASCUA O DE RESURRECCIÓN
El Domingo de Pascua es la mayor fiesta de la Iglesia, en la que se celebra la Resurrección de Jesús. Es el triunfo definitivo del Señor sobre la muerte y primicia de nuestra resurrección.

El TIEMPO DE PASCUA

es tiempo de paz, alegría y esperanza. Dura cincuenta días, desde el Domingo de Resurrección hasta Pentecostés, que es la celebración de la venida del Espíritu Santo sobre los apóstoles. En esta fiesta se trata de abrir el corazón a los dones del Espíritu Santo.
En el Tiempo Pascual se vive la Pascua, Ascensión y Pentecostés en 50 días. Se celebra el gran domingo: “Ha muerto, vive, ¡Ven Señor Jesús!
Segundo TIEMPO ORDINARIO
Después de Pentecostés sigue el Segundo tiempo ordinario del año litúrgico que termina con la fiesta de Cristo Rey.

El eje del Año litúrgico es la Pascua. Los tiempos fuertes de oración son el Adviento y la Cuaresma.

Durante el Adviento, Navidad y Epifanía se revive la espera gozosa del Mesías en la Encarnación. Hay una preparación para la venida del Señor al final de los tiempos: “Vino, viene y volverá”.
En la Cuaresma, se revive la marcha de Israel por el desierto y la subida de Jesús a Jerusalén. Se vive el misterio de la Muerte y Resurrección de Cristo: “Conversión y meditación de la palabra de Dios”.
En los tiempos ordinarios, la Iglesia sigue construyendo el Reino de Cristo movida por el Espíritu y alimentada por la Palabra: “El Espíritu hace de la Iglesia el cuerpo de Cristo, hoy ”.

domingo, 18 de enero de 2015

25 ENERO DE 2015: 3er. DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO*

Liturgia de las Horas: Segunda Semana del Salterio


Color: Verde
 
Santoral: Conversión de San Pablo


LECTURAS DE LA LITURGIA



 DE LA PROFECÍA  DE JONAS: Jon 3, 1 - 5. 10


Dios se arrepintió de las amenazas que había hecho contra los ninivitas y no las cumplió.”.


La palabra del Señor fue dirigida por segunda vez a Jonás, en estos términos: “Parte ahora mismo para Nínive, la gran ciudad, y anúnciale el mensaje que yo te indicaré". Jonás partió para Nínive, conforme a la Palabra del Señor. Nínive era una ciudad enormemente grande:se necesitaban tres días para recorrerla.Jonás comenzó a internarse en la ciudad y caminó todo un día, proclamando: “Dentro de cuarenta días, Nínive será destruida”. Los ninivitas creyeron en Dios, decretaron un ayuno y se vistieron con ropa de penitencia, desde el más grande hasta el más pequeño. Al ver todo lo que los ninivitas hacían para convertirse de su mala conducta, Dios se arrepintió de las amenazas que les había hecho y no las cumplió.

Palabra de Dios.


SALMO RESPONSORIAL: 24, 4-5b. 6. 7b-9

V/."Muéstrame, Señor, tus caminos".


R/."Muéstrame, Señor, tus caminos".


Muéstrame, Señor, tus caminos, enséñame tus senderos. Guíame por el camino de tu fidelidad; enséñame, porque tú eres mi Dios y mi salvador.
R/."Muéstrame, Señor, tus caminos".
Acuérdate, Señor, de tu compasión y de tu amor, porque son eternos. Por tu
bondad, Señor, acuérdate de mí según tu fidelidad.
R/."Muéstrame, Señor, tus caminos".
El Señor es bondadoso y recto: por eso muestra el camino a los extraviados; él guía
a los humildes para que obren rectamente y enseña su camino a los pobres.
R/."Muéstrame, Señor, tus caminos".



DE LA 1ra. CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS CORINTOS: 1Cor 7, 29-31



Lo que quiero decir, hermanos, es esto: queda poco tiempo. Mientras tanto, los que tienen mujer, vivan como si no la tuvieran; los que lloran, como si no lloraran; los quese alegran, como si no se alegraran; los que compran, como si no poseyeran nada; los que disfrutan del mundo, como si no disfrutaran. Porque la apariencia de este mundo es pasajera

...PALABRA DE DIOS...


EVANGELIO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO SEGÚN SAN MARCOS: Mc 1, 14 - 20

Después de que Juan Bautista fue arrestado, Jesús se dirigió a Galilea. Allí proclamaba la Buena Noticia de Dios, diciendo: “El tiempo se ha cumplido: el Reino de Dios está cerca. Conviértanse y crean en la Buena Noticia”. Mientras iba por la orilla del mar de Galilea, vio a Simón y a su hermano Andrés, que echaban las redes en el agua, porque eran pescadores. Jesús les dijo: “Síganme, y yo los haré pescadores de hombres”. Inmediatamente, ellos dejaron sus redes y lo siguieron. Y avanzando un poco, vio a Santiago, hijo de Zebedeo, y a su hermano Juan, que estaban  también en su barca arreglando las redes. En seguida los llamó, y ellos, dejando en la barca a su padre Zebedeo con los jornaleros, lo siguieron.
Palabra del Señor.


Inspiración del Espíritu Santo - Desde el Sagrado Corazón de Jesús. **
  Evangelios explicados por Jesús - Tercer Domingo en tiempo ordinario Todos ustedes han experimentado la dificultad de encontrar una puerta trancada y no tener la llave para abrirla. Es tan frustrante como tratar de ver cuando hay oscuridad total y no hay luz.

Bueno, déjenme decirles: el arrepentimiento es la llave para la puerta del reino de los cielos. Yo soy la luz que brilla en su mundo espiritual de oscuridad.

Un pecador que no se arrepiente es una persona que pierde conciencia de lo que es el pecado, comienza a ver una cantidad de buenas razones para su pecado, se justifica a si mismo por sus acciones y cree que su pecado es muy pequeño y que no tiene consecuencia. El solamente quiere escucharse a si mismo y al enemigo de las almas que se vuelve su mejor amigo. El pecador se vuelve ciego a mi luz, sordo a mi palabra y su alma infectada por el pecado se vuelve mas y mas enferma, empieza a morir.

En el espíritu, el alma de un pecador se ve exactamente como el cuerpo de un leproso, por esto Yo curé muchos leprosos en mi ministerio de sanación. Aquellos que están obstinados en sus pecados son ciegos porque no ven con los ojos del espíritu. Aquellos que cometen pecado mortal y no se arrepienten son lo mismo que un paralítico que no se puede mover. Yo vine a sanar a los enfermos no solamente en el cuerpo, aun mas importante en el alma, puesto que el alma y el espíritu son eternos.

Un pecador es un necio que apuesta con su vida eterna. El está tan cerrado que prefiere los placeres temporales del mundo, el está ya rechazando el gozo eterno y la gloria que se le ofrecen.

Yo he venido a proponerle a cada uno una gran oportunidad para toda la eternidad. Esto es de verdad la buena noticia de la salvación, de otra manera la humanidad estaría condenada a los deseos de la carne.

Tu eres carne y espíritu, Yo soy espíritu. Yo me he sacrificado por ti para hacerte un hijo (hija) de Dios. Sin mi perdón, no puedes recibir un lugar en el cielo, por eso arrepiéntete y comienza a explorar el ser espiritual dentro de ti, conócete a ti mismo (misma) y conóceme. Tu eres mas de lo que tu piensas que eres.

Despiértate mi pequeña alma, Yo te he estado llamando por mucho tiempo. Ven fuera de tu cueva oscura del pecado e indiferencia a Dios. Arrepiéntete, cambia tu vida, conviértete, reza mas y comienza a vivir la nueva vida que Yo te invito a vivir. Sígueme.Todos ustedes han experimentado la dificultad de encontrar una puerta trancada y no tener la llave para abrirla. Es tan frustrante como tratar de ver cuando hay oscuridad total y no hay luz. Bueno, déjenme decirles: el arrepentimiento es la llave para la puerta del reino de los cielos. Yo soy la luz que brilla en su mundo espiritual de oscuridad. Un pecador que no se arrepiente es una persona que pierde conciencia de lo que es el pecado, comienza a ver una cantidad de buenas razones para su pecado, se justifica a si mismo por sus acciones y cree que su pecado es muy pequeño y que no tiene consecuencia. El solamente quiere escucharse a si mismo y al enemigo de las almas que se vuelve su mejor amigo. El pecador se vuelve ciego a mi luz, sordo a mi palabra y su alma infectada por el pecado se vuelve mas y mas enferma, empieza a morir. En el espíritu, el alma de un pecador se ve exactamente como el cuerpo de un leproso, por esto Yo curé muchos leprosos en mi ministerio de sanación. Aquellos que están obstinados en sus pecados son ciegos porque no ven con los ojos del espíritu. Aquellos que cometen pecado mortal y no se arrepienten son lo mismo que un paralítico que no se puede mover. Yo vine a sanar a los enfermos no solamente en el cuerpo, aun mas importante en el alma, puesto que el alma y el espíritu son eternos. Un pecador es un necio que apuesta con su vida eterna. El está tan cerrado que prefiere los placeres temporales del mundo, el está ya rechazando el gozo eterno y la gloria que se le ofrecen. Yo he venido a proponerle a cada uno una gran oportunidad para toda la eternidad. Esto es de verdad la buena noticia de la salvación, de otra manera la humanidad estaría condenada a los deseos de la carne. Tu eres carne y espíritu, Yo soy espíritu. Yo me he sacrificado por ti para hacerte un hijo (hija) de Dios. Sin mi perdón, no puedes recibir un lugar en el cielo, por eso arrepiéntete y comienza a explorar el ser espiritual dentro de ti, conócete a ti mismo (misma) y conóceme. Tu eres mas de lo que tu piensas que eres. Despiértate mi pequeña alma, Yo te he estado llamando por mucho tiempo. Ven fuera de tu cueva oscura del pecado e indiferencia a Dios. Arrepiéntete, cambia tu vida, conviértete, reza mas y comienza a vivir la nueva vida que Yo te invito a vivir. Sígueme.
Recibido by: José de Jesús y María


...............................................................................................
*     http://www.san-pablo.com.ar/
**    http://www.theworkofgod.org/theworkofgod/evangelios/evangelios.asp?key=155
       http://wwwlabuendia.blogspot.com/
       https://www.facebook.com/la.buendiaberrio

lunes, 12 de enero de 2015

DOMINGO 18 de enero de 2015: TIEMPO ORDINARIO*



Liturgia de las Horas: Segunda Semana del Salterio


Color: Verde
 
Santoral: San Juan Rivera


LECTURAS DE LA LITURGIA



LECTURA DEL PRIMER LIBRO DE SAMUEL: 1Sam 3, 3b-10. 19


“¡Samuel, Samuel!”. Él respondió: “Habla, porque tu servidor escucha”.


Samuel estaba acostado en el templo del Señor, donde se encontraba el arca de Dios. El Señor llamó a Samuel, y él respondió: “Aquí estoy”. Samuel fue corriendo adonde estaba Elí y le dijo: “Aquí estoy, porque me has llamado”. Pero Elí le dijo: “Yo no te llamé; vuelve a acostarte”. Y él se fue a acostar. El Señor llamó a Samuel una vez más. Él se levantó, fue adonde estaba Elí y le dijo: “Aquí estoy, porque me has llamado”. Elí le respondió: “Yo no te llamé, hijo mío; vuelve a acostarte”. Samuel aún no conocía al Señor, y la palabra del Señor todavía no le había sido revelada. El Señor llamó a Samuel por tercera vez. Él se levantó, fue adonde estaba Elí y le dijo: “Aquí estoy, porque me has llamado”. Entonces Elí comprendió que era el Señor el que llamaba al joven, y dijo a Samuel: “Ve a acostarte, y si alguien te llama, tú dirás: ‘Habla, Señor, porque tu servidor escucha’”. Y Samuel fue a acostarse en su sitio. Entonces vino el Señor, se detuvo, y llamó como las otras veces: “¡Samuel, Samuel!”. Él respondió: “Habla, porque tu servidor escucha”. Samuel creció; el Señor estaba con él, y no dejó que cayera por tierra ninguna de sus palabras.

Palabra de Dios.


SALMO RESPONSORIAL: 39, 2. 4ab. 7-10

V/.Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.


R/.Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.



Esperé confiadamente en el Señor: él se
inclinó hacia mí y escuchó mi clamor. Puso

en mi boca un canto nuevo, un himno a
nuestro Dios.

R/.Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.



 Tú no quisiste víctima ni oblación, pero
me diste un oído atento; no pediste holo
caustos ni sacrificios, entonces dije: “Aquí
estoy”.

R/.Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.



“En el libro de la Ley está escrito lo que
tengo que hacer: Yo amo, Dios mío, tu
voluntad y tu ley están en mi corazón”.

R/.Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.



Proclamé gozosamente tu justicia en la
gran asamblea; no, no mantuve cerrados

mis labios, tú lo sabes, Señor.


R/.Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.




DE LA 1ra. CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS CORINTOS: 1Cor 6, 13c-15a. 17-20



Hermanos: El cuerpo no es para la fornicación, sino para el Señor, y el Señor es para el cuerpo. Y Dios, que resucitó al Señor, nos resucitará también a nosotros con su poder. ¿No saben acaso que sus cuerpos son miembros de Cristo? El que se une al Señor es un solo espíritu con él. Eviten la fornicación. Cualquier otro pecado cometido por el hombre es exterior a su cuerpo, pero el que fornica peca contra su propio cuerpo. ¿O no saben que sus cuerpos son templo del Espíritu Santo, que habita en ustedes y que han recibido de Dios? Por lo tanto, ustedes no se pertenecen, sino que han sido comprados, ¡y a qué precio! Glorifiquen entonces a Dios en sus cuerpos.

...PALABRA DE DIOS...


EVANGELIO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO SEGÚN SAN JUAN: Jn 1, 35-42




Estaba Juan Bautista con dos de sus discípulos y, mirando a Jesús que pasaba, dijo: “Éste es el Cordero de Dios”. Los dos discípulos, al oírlo hablar así, siguieron a Jesús. Él se dio vuelta y, viendo que lo seguían, les preguntó: “¿Qué quieren?”. Ellos le respondieron: “Rabbí –que traducido significa Maestro– ¿dónde vives?”. “Vengan y lo verán”, les dijo. Fueron, vieron dónde vivía y se quedaron con él ese día. Era alrededor de las cuatro de la tarde. Uno de los dos que oyeron las palabras de Juan y siguieron a Jesús era Andrés, el hermano de Simón Pedro. Al primero que encontró fue a su propio hermano Simón, y le dijo: “Hemos encontrado al Mesías” –que traducido significa Cristo–.

Entonces lo llevó adonde estaba Jesús. Jesús lo miró y le dijo: “Tú eres Simón, el hijo de Juan: tú te llamarás Cefas”, que traducido significa Pedro.
Palabra del Señor.


...............................................................................................
*     http://www.san-pablo.com.ar/
       http://wwwlabuendia.blogspot.com/
       https://www.facebook.com/la.buendiaberrio